La Vida es un Regalo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1024 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de diciembre de 2013
Leer documento completo
Vista previa del texto
Aeródromo de Duxford (Reino Unido), 3 de Julio de 2012.
Bajo el despejado cielo de esa mañana de verano en Cambridgeshire, al sureste de Inglaterra, un monoplaza de la escudería Marussia se encuentra circulando a gran velocidad, en las rutinarias pruebas de aerodinámica que habitualmente realizan los equipos de formula 1. El aeródromo de Duxford comenzó a operar como campo de vuelo militar en laPrimera Guerra Mundial y resultó clave para frenar la incursión de Hitler a lo largo de Europa durante la segunda, ahora es una de las sedes principales en este tipo de estudios. Las pruebas de aerodinámica resultan esenciales en el desarrollo y evolución de los monoplazas de fórmula 1, ya que permite comparar los datos obtenidos con los del túnel de viento, así como los del DCF (DinámicaComputacional de Fluidos), herramienta informática que nos evidencia en una simulación virtual cómo afecta el flujo aéreo a cada pieza del elemento objeto de estudio. Los distintos equipos de fórmula 1, disponen de cuatro días anuales para dichas pruebas, en combinación con los destinados a las pruebas en el citado túnel de viento.
Por entonces, una joven española era la piloto probadora del equipoMarussia y, en ese fatídico día, se encontraba a los mandos del monoplaza. El test consistía en conducir en línea recta a velocidad constante, mientras se iban probando diferentes componentes que permitieran la obtención de datos aerodinámicos fidedignos a escala real. La jornada transcurría sin incidencias, hasta que un segundo trágico cambió para siempre la vida de la piloto. María de Villota habíacomenzado en el mundo del motor con 16 años y desde entonces había disputado multitud de pruebas en monoplazas y turismos, hasta que llegó a la fórmula 1 como piloto probadora, ya que no disponía de la superlicencia necesaria para competir en la máxima categoría. Un inexplicable fallo en los frenos y un tráiler dispuesto con deficientes medidas de seguridad al entrar en boxes, truncaba parasiempre el sueño que había perseguido durante toda su vida, competir como piloto en la fórmula 1. Lo acarició por unos días pero la carretera se lo arrebató. El impacto contra la rampa a media altura del tráiler, lo absorbió con violencia su cabeza, atenuado discretamente por el casco.
Terminaba su carrera deportiva, al tiempo que comenzaba otra lucha, la de sobrevivir al brutal accidente.

ConsejoSuperior de Deportes (Madrid), 11 de Octubre de 2012.
Alguien dijo alguna que vez que la muerte está tan segura de su victoria, que nos da toda una vida de ventaja. María de Villota proclamó ese día un melódico canto a la vida en presencia de sus seres queridos y de compañeros ilustres del mundo del automovilismo. Ataviada con un parche azul cobalto a juego con una sobria chaqueta, compareció antela mirada atónita de la sociedad para minimizar el impacto de sus secuelas y pregonar que lo más importante es ese don que tenemos y que muchas veces no conseguimos disfrutar, la vida. Había perdido el ojo derecho y se encontraba en fase de recuperación de algunas de sus múltiples fracturas cráneo-faciales. De otras, jamás se iba a recuperar. Tendría que aprender a convivir con secuelas comopérdida del olfato y del gusto, o la imposibilidad de abrir completamente la boca. “Hay vida más allá de la fórmula 1” ó “lo mejor está por venir”-aseguraba María.
Bajo el destello de los flashes y haciendo gala de una entereza fuera de lo común, nos dio una lección de fuerza y superación. “Te das cuenta que ves más que antes. Yo antes sólo veía la fórmula 1, sólo me veía encima de un cochecompitiendo y no veía lo realmente importante en mi vida”. En algunas de sus declaraciones quedaba patente el talante de una persona golpeada por la desgracia, y su capacidad para adaptarse con optimismo a los antojos del destino. Daba comienzo su nueva etapa, alejada del rugir de los motores o del olor a gasolina. La adrenalina endógena necesitaría de otro mecanismo para liberar los efectos sistémicos...
tracking img