Las cosas y los casos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2391 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Querétaro, Querétaro a 06 de junio del 2011
Ensayo final para la materia: Teoría Psicoanalítica I
Israel Rojas Zamudio, Séptimo semestre del área clínica, grupo 1.
Hace ya algunos ayeres que estaba en el pleno apogeo de mi niñez, recuerdo muy bien la hermosa falta de preocupación que habitaba en mí y en mis conocidos más allegados, ¡aunque esa despreocupación no era tan grande como loaparentaba! ahora lo puedo ver, la hermenéutica propia que en mí ser estaba presente (termino que para esas fechas no tenía ni mínima idea de su sentido y existencia, creo que aún no la tengo por completo), preguntas tales como: ¿Qué será ser adulto?, ¿dejare de hacer lo que tanto me gusta?, ¿cómo será madurar?, ¿Qué habrá para ese entonces?; así poco a poco deje de pensar en cada vacaciones ir avisitar al primo favorito, los videojuegos poco a poco se alejaron de mis jugadoras y hábiles manos por la falta de tiempo para inmiscuirse en esas largas, peculiares, locas historias llenas de personajes raros y fantasiosos, las reuniones diarias en el billar de costumbre con los compitas de costumbre dejaron de tener relevancia (ahora el lugar es un anexo, graciosa coincidencia), las largas y épicassesiones de anime o cualquier serie emocionante dejan de ocurrir, situaciones de esta índole son las que me hacen pensar que tal vez mi época como infante ha terminado, muchas veces llegue a pensar si en verdad sería necesario entrar a un universidad para adquirir más saberes, hasta llegaba a tener como “certeza”: ¿qué podrá ser tan importante aprender, si ya se mucho?; el tiempo paso y en unazaroso cambio que el destino tenía preparado para mí persona, llegue a la facultad de psicología para darme cuenta de que:
1.- No existe dicha maduración, ni que fuéramos fruta o verdura, lo más próximo a esto es que nuestra persona nunca será una estructura acabada si no que siempre estará en constante mutación.
2.- La vida es tan corta en comparación a toda la amplia gama de saberes yconocimientos que se pueden adquirir en lo más simples o complejos escenarios de la cotidianidad, no se necesita de una universidad para adquirir muchos de ellos, pero es un excelente motivador para que esto suceda. De esta manera es como vamos apropiándonos del lenguaje que habitara en nosotros a lo largo de toda nuestra existencia, personas, hechos, eventos, lugares, tiempos, esto será lo queconstituirá lo que será nuestra palabra, lo mas singular en el ser.
3.- “Certeza” hermosa palabra que me ha dado un giro radical en mi forma de ver, pensar y percibir lo que ocurre en el día a día, y que mucho más allá de esas certezas que cada uno tiene de su ser, existe el “the other side” (como bien lo dijo Jim Douglas Morrison) ese otro lado que se puede vislumbrar gracias a la terapiapsicoanalítica solo si se está dispuesto a dejar caer y derrumbar las certeza que crean la ilusión del yo que cada quien vivimos.
Estos tres puntos son parte de la esencia de lo que quiero exponer en esta ocasión, ya son tres y medio años vividos en las aulas y pasillos de esta loca facultad, años que me han servido para crear más certezas donde sostener mi imaginario (je je), parte de eso a sido ayudado porla gran cantidad de “Teoría Psicoanalítica” que tenemos la oportunidad de leer, y que al igual que nuestras personalidad como humanos mortales también ha ido creciendo y mutándose por el paso del tiempo. Claramente no es el mismo tiempo que se vivía en la Viena clásica a nuestra época actual del “mass media”, además de que también ya han sido varios los personajes que han aportado de su “huerto”al proceso, ahora ya es una práctica, teoría y método que esta totalmente sustentado por la clínica que se ha realizado con ello muy ampliamente recomendado para todas aquellas personas que se sientan hasta el cuello con su situación, teniendo como premisa básica la técnica de la “libre asociación” la utilización de la palabra y el discurso como método que cura el alma; A 155 años de su...
tracking img