Las hijas de cuautemoc

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2249 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
UNA HADA MISTERIOSA DEL PROGRESO

El primer sospechoso es el grupo feminista del Porfiriato mejor recordado. Este grupo se reunió, a partir de 1887, alrededor de Laureana Wright de Kleinhans para publicar el semanario Las Violetas del Anáhuac. La señora Wright, hija de un empresario minero estadounidense radicado en Taxco, fue una poetisa, escritora y violinista que pertenecía a loscírculos sociales cercanos a la esposa de Don Porfirio.
La característica sobresaliente de Las Violetas del Anáhuac está anunciada con orgullo en su encabezado: es un periódico literario redactado sólo por señoras.3 Además de acoger contribuciones literarias, publica reseñas de espectáculos y de reuniones frecuentadas por miembros de las altas esferas sociales, así como artículos que advertían alas incautas de los peligros del pecado. El contenido artístico, con excepción de los finos retratos litográficos que Iriarte preparó para las portadas, es totalmente olvidable. A pesar del gran desperdicio de palabras, Las Violetas del Anáhuac es una publicación extraordinaria. Las revistas mexicanas para mujeres que la precedieron se reducían casi exclusivamente a ser manuales, basados en modeloseuropeos, que contenían instrucciones para que señoras y señoritas desempeñaran exitosamente el papel de "ángel del hogar". Las Violetas tenía una misión diferente: afirma que la inteligencia del hombre y de la mujer son iguales, y que las deficiencias femeninas se deben únicamente a la falta de acceso a la educación.
Las Violetas defiende esta posición recopilando biografías y noticias quemuestran que las mujeres son capaces de logros extraordinarios. Además reseña con entusiasmo la inauguración de las instituciones de enseñanza femenina que se construyeron con el patrocinio de Doña Carmen Romero Rubio, la joven esposa de Don Porfirio. Las biografías son muy desiguales; los logros que describen van desde lo más ordinario hasta lo excepcional.4 La biografía más interesante esprobablemente la de Sor Juana Inés de la Cruz, ya que revela las raíces ideológicas de Las Violetas.
Esta biografía incluye el relato de una velada en homenaje a Sor Juana que José María Vigil organizó el 12 de noviembre de 1874 en el "Liceo Hidalgo", sociedad literaria que reunía a casi todos los intelectuales de nota en México.5 Vigil hizo una revaloración literaria de Sor Juana, quien en esaépoca, como dijo Laureana, era considerada por muchos como "una vulgaridad mística o cuando mucho como una mediana poetisa". En esa velada, Vigil también afirmó, basado en los logros de Sor Juana, las ideas de la Ilustración que sostienen que el hombre y la mujer son iguales intelectual y moralmente. Al usar hazañas femeninas como prueba de la capacidad de la mujer, Vigil cita al Padre Feijoo,6 quienen su Teatro Crítico Universal compiló un catálogo de mujeres extraordinarias, incluyendo a Sor Juana, para mostrar la igualdad femenina. Además, Vigil elogió lo que treinta y tres años más tarde Molina Enríquez llamaría el "absurdo feminismo americano". Dijo Vigil: "Sor Juana, no sólo fue superior a la época en que vivió, sino que hoy mismo, a pesar de los grandes progresos realizados, no habríapodido encontrar un medio social a propósito para sus aspiraciones, sino en un pueblo como los Estados Unidos de América." Vigil no se limitó a hablar de la igualdad de las mujeres, también incluyó a Laureana como una de las ponentes de la velada.
Hay más pruebas de conexión ideológica entre Vigil y Las Violetas. El periódico publicó una serie de artículos en defensa del espiritualismo,doctrina que Vigil había introducido en México en oposición al positivismo, que fue la ideología favorita de las elites porfirianas. La introducción del espiritualismo despertó tanta animosidad en Gabino Barreda y sus positivistas que Vigil tuvo que renunciar a su cátedra de filosofía en la Preparatoria Nacional. La afiliación espiritualista de Vigil puede hoy parecer extraña, pero en el siglo...
tracking img