Latinoamérica y el populismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 19 (4573 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Pedro Malan, ministro de Economía de Brasil, se sentó al otro lado de la mesa frente a mí en una reunión de diciembre de 1999 en Berlín. Era un ejemplo típico de los muchos políticos económicos latinoamericanos sumamente competentes que asistieron al primer encuentro del Grupo de los Veinte, una organización de ministros de Economía y banqueros centrales que se había establecido tras varios añostumultuosos en las finanzas globales. Aunque ya nos conocíamos, la fundación del grupo se veía como un modo de ayudar a asegurarnos de que los países de mercado emergente se implicaban de lleno en los debates sobre los acontecimientos económicos globales.

Como banquero central en 1994, Malan, bajo el liderazgo del presidente brasileño Fernando Henrique Cardoso, fue uno de los arquitectos delPlano Real, que consiguió detener la inflación galopante del país después de que creciera más de un 5.000 por ciento durante los doce meses transcurridos entre mediados de 1993 y 1994. Yo sentía una gran admiración por Pedro, pero no podía quitarme de la cabeza una pregunta acuciante sobre el país: ¿Cómo podía gestionarse tan mal una economía para que necesitase una reforma tan drástica? Hasta elpropio Cardoso dice ahora: «Cuando me tocó en suerte el trabajo, ¿quién en su sano juicio habría querido ser presidente de Brasil?» En un plano más amplio, ¿cómo saltó Latinoamérica de una crisis económica a otra, y de un gobierno civil a otro militar y vuelta a empezar, en los 70, los 80 y los 90? La respuesta sencilla es que, con contadas excepciones, Latinoamérica no ha sido capaz dedesengancharse del populismo económico que ha desarmado en términos figurados a todo un continente en su competencia con el resto del mundo. Me consternaba en especial la evidencia de que, a pesar de los resultados económicos innegablemente malos de las políticas populistas adoptadas por casi todos los gobiernos latinoamericanos en un momento u otro desde el final de la Segunda Guerra Mundial, los datos nohabían parecido atenuar la voluntad de recurrir a ese populismo económico.

Está claro que el siglo XX no fue propicio para los vecinos meridionales de Estados Unidos. Según el eminente historiador económico Angus Maddison, Argentina arrancó el siglo con un PIB per cápita real mayor que el de Alemania y equivalente a casi tres cuartas partes del estadounidense. Para finales de siglo, sinembargo, el PIB per cápita de Argentina había bajado hasta la mitad o menos del alemán y el de Estados Unidos. El mexicano, a lo largo del siglo, cayó desde un tercio a un cuarto del PIB per cápita estadounidense.* El tirón económico de su vecino del norte no bastó para impedir la bajada. Durante el siglo XX, los niveles de vida de Estados Unidos, Europa occidental y Asia subieron casi un tercio másrápido que los de Latinoamérica. Sólo África y Europa del Este cosecharon unos resultados igual de pobres.

El diccionario define «populismo» como una filosofía política que respalda los derechos y el poder del pueblo, por lo general en oposición a una elite privilegiada. Yo veo el populismo económico como la respuesta de una población empobrecida a una sociedad en declive, caracterizada por unaelite económica a la que se percibe como opresora. Bajo el populismo económico, el gobierno accede a las exigencias del pueblo, sin parar mientes en los derechos individuales o las realidades económicas referentes a cómo se aumenta o siquiera se sostiene la riqueza de una nación. En otras palabras, se pasa por alto las consecuencias económicas adversas de las políticas, de forma deliberada oinvoluntaria. El populismo es más evidente, como cabría esperar, en las economías con altos niveles de desigualdad de renta, como en Latinoamérica.

En verdad, la desigualdad en todas las economías latinoamericanas se cuenta entre las más altas del mundo, muy por encima de cualquier país industrial y, lo que llama la atención, de cualquiera de las economías del este asiático. Las raíces de la...
tracking img