Legalidad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2894 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Cultura de la legalidad

El Estado de Derecho de un país se sustenta, antes que nada, en el arraigo que tenga la cultura de la legalidad en la sociedad. El respeto a la ley es un valor que se debe fomentar en la conciencia de los individuos desde el nivel más elemental de convivencia social y fortalecer a lo largo de las diferentes etapas de la vida. Si la idea del Estado de Derecho no setraduce en un sistema normativo de cuya aplicación se deriven beneficios o costos tangibles, es difícil que la propia cultura de la legalidad llegue a permear en la conciencia de las personas y de las comunidades.

Para los ciudadanos, la cultura de la legalidad significa llevar a cabo el estricto cumplimiento de las obligaciones que la ley les impone para garantizar la convivencia social

El PlanNacional de Desarrollo: el Estado de Derecho y la Cultura de la Legalidad.

Según el Plan Nacional de Desarrollo 2007-20128, La vigencia del Estado de Derecho depende, Fundamentalmente, de la confianza de la ciudadanía en su gobierno y en las leyes que lo rigen, pero ¿el estado de derecho depende de la “confianza” de la ciudadanía en su gobierno o del cumplimiento de las normas por parte delfuncionario? Nuevamente recurdo que el primer obligado cumplir y actuar conforme lo establece la norma, es el funcionario público, para romper con el círculo vicioso.
Hay ocasiones en que se tiene un gobierno brillante y progresista, pero un pueblo ignorante y vicioso que detienen el cambio, pero también hay ocasiones en los que se tiene un pueblo productivo, progresista y lleno de valores, peroun gobierno despótico y corrompido. En esos dos ejemplos, vasta que una de las partes, la que quiere el bien común, actúe sobre la otra, para corregir el error, pero que pasa cuando se tienen un gobierno despótico y corrompido, pero también un pueblo ignorante y vicioso que detiene el cambio, en ese caso, cualquiera de las dos partes puede luchar por la corrección de la otra, y romper el círculovicioso. Pero siempre, quien tendrá la ventaja para conseguirlo, será el estado, ya que goza del monopolio del poder y las instituciones públicas. México está en el último caso que mencioné. Gran parte del pueblo, como del gobierno, se ha corrompido.

Continuando con el Plan Nacional de Desarrollo, hay una parte en la que nos dice que “El Estado de Derecho de un país se sustenta, antes que nada,en el arraigo que tenga la cultura de la legalidad en la sociedad.”9 Pero, volviendo al análisis del párrafo anterior, no se pude corregir un pueblo, si su gobierno no se corrige. Se debe comenzar por los funcionarios públicos. Cuando un gobernante está decidido a contribuir al cambio, con sus actuaciones, lo puede lograr, pero me pregunto ¿cuando, uno de los funcionarios de alto nivel, harecibido un castigo ejemplar en el país?

“…la cultura de la legalidad también impone a los gobernados el deber de exigir a las autoridades el cumplimiento puntual de la ley; esto es, denunciar las irregularidades, abusos y actos ilícitos…”

Es verdad que no solo es actuar conforme a derecho, sino exigir que se actúe conforme a derecho. Creo que el actual representante del Poder Ejecutivo de laFederación, tienen mucho trabajo que realizar para poder cristalizar lo plasmado en el Plan Nacional de Desarrollo. Ya pasaron casi dos años de su gobierno, y pronto se llegara nuevamente a la sucesión presidencial. Y entonces, vendrá un nuevo Plan Nacional de Desarrollo, con las mismas palabras bonitas, y endulzantes que embrujan a quien las pronuncia y las escucha, pero cuanto cambiará la realidad.Cuando se desarrollará nuestra nación.

Recuerdo las palabras del sabio maestro Aristóteles, en las lecciones sobre política que nos dejo: La desviación o enfermedad de la democracia, es la demagogia; la de la aristocracia, la oligarquía.

Según el maestro griego, no cabe duda que el equilibrio, y término medio es la mejor medida para la armonía. Ni un gobierno de ricos para pobres, ni un...
tracking img