Leyenda de montemorelos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (454 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Cuentan los ancianos que hace muchos años, vivía en Montemorelos un hombre muy rico y poderoso, además de supersticioso en extremo y malvado, a quien apodaban Miky. Este personaje utilizaba su dineropara el mal y despreciaba al pobre y al necesitado. Cuentan que golpeaba a los niños cuando le pedían limosna en la calle y por cualquier cosa sacaba su pistola, la cual no dudaba en usar contra susenemigos. Su única debilidad era su creencia en supersticiones. Se dice que era de tal magnitud que una vez mató a golpes a una sirvienta por haber roto un espejo mientras ésta hacía el aseo en lacasa de Miky. Otra anécdota explica que los días 13 no salía de su recámara para nada y sólo se aventuraba a salir hasta que el fatídico día terminaba.

Se dice que en su hacienda trabajaba una mujerllamada Esmeralda, quien en realidad era una bruja que le leía su futuro. Miky no hacía nada sin consultarla. Esta mujer lo tenía completamente dominado, pero lo único que deseaba era la fortuna de sumalvado jefe y utilizaba todos sus trucos para cumplir su ambición: ponía cosas en la casa y en la ropa de él para luego decirle que alguien estaba haciéndole brujería. Con esto, Miky no dudaba enmatar a los que él creía que le estaban haciendo algún mal. Una noche, sin embargo, Miky descubrió los planes de Esmeralda de quedarse con su dinero, y en un arranque de furia le sacó los ojos, gritandocomo loco: “Maldita bruja, no me engañarás de nuevo”. Y luego él mismo, dándola por muerta, llevó su cuerpo para arrojarlo afuera de sus tierras. Pero Esmeralda sobrevivió lo suficiente paradenunciar a su antiguo jefe. Cuando la policía fue a arrestarlo, Miky logró escapar a caballo y mientras se escondía cerca del río Pilón –en lo que hoy es el Bioparque Estrella–, uno de sus perseguidores lodescubrió y con pistola en mano lo enfrentó. Miky, con su amuleto de la suerte firme en mano, le gritaba: “¡No podrás atraparme! Primero moriré antes de ser tu prisionero”. Pero el destino le tenía...
tracking img