Libro de hebreos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 19 (4501 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Es imposible que renueven su arrepentimiento aquellos que han sido una vez iluminados, que han saboreado el don celestial, que han tenido parte en el Espíritu Santo y que han experimentado la buena palabra de Dios y los poderes del mundo venidero, y después de todo esto se han apartado. Es imposible, porque así vuelven a crucificar, para su propio mal, al Hijo de Dios, y lo exponen a la vergüenzapública (Hebreos 6:4-6 NVI)
Gracethrufaith.com ha experimentado un crecimiento asombroso desde que inauguramos nuestra sección “Ask a Bible Teacher” (Pregúntele al Profesor de Biblia) hace 2-1/2 años. Además, muchos otros sitios Web incluyen ahora nuestros artículos semanales como parte de su oferta regular a sus lectores. Muchos de ustedes llegaron a nosotros procedentes de uno de esos sitios.Como resultado, continuamente tenemos nuevos lectores que tienen preguntas similares a algunas que han preguntado previamente las personas que han estado con nosotros por más tiempo. Un ejemplo importante de ello es la cantidad de preguntas que he recibido recientemente sobre Hebreos 6:4-6.
Empecemos Por El Principio
Empecemos por revisar lo que es básico de nuestra relación con el Señor. ¿Quése necesita para ser salvos? Yo creo que la mejor respuesta a esa pregunta es la que el Señor expresó en Juan 6:28-29.
“Entonces le dijeron: ¿Qué debemos hacer para poner en práctica las obras de Dios? Respondió Jesús y les dijo: Esta es la obra de Dios, que creáis en el que él ha enviado”.
Esta era una oportunidad perfecta para enumerar todas las cosas que tenemos que hacer para cumplir con losrequisitos de Dios. Jesús pudo haber repetido los Diez Mandamientos. Pudo haber repetido el Sermón del Monte. Pudo haber enumerado cualquier cantidad de advertencias y restricciones necesarias para lograr y mantener las expectativas de Dios hacia nosotros. ¿Pero qué fue lo que Él dijo? “Crean en el que Él ha enviado”. Punto. Esa era una repetición de Juan 3:16, la cual confirma que el creer en elHijo es el solo y único requisito para la salvación.
“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”. Esta frase no contiene nada para que pueda ser malinterpretada. Estas son dos de las declaraciones más claras de la Biblia sobre la salvación.
Unos capítulos después, Él dijo que Su Padre estabaen completo acuerdo. Y no solamente nuestra creencia era suficiente para darnos la vida eterna, sino que es la voluntad de Dios que Jesús no pierda a ninguno de nosotros que han creído. Usted y yo somos conocidos por desobedecer la voluntad de Dios, ¿pero Jesús lo hizo alguna vez? ¿Y no es Él a quien se le ha responsabilizado por guardarnos? Leámoslo.
“Porque he descendido del cielo, no para hacermi voluntad, sino la voluntad del que me envió. Y esta es la voluntad del Padre, el que me envió: Que de todo lo que me diere, no pierda yo nada, sino que lo resucite en el día postrero. Y esta es la voluntad del que me ha enviado: Que todo aquél que ve al Hijo, y cree en él, tenga vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero” (Juan 6:38-40).
Y en caso de que no nos hemos fijamos en estapromesa, Jesús la volvió a hacer, y con más claridad, en Juan 10:28-30. “Y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre. Yo y el Padre uno somos”. Tanto el Padre como el Hijo han aceptado la responsabilidad de nuestra seguridad. Una vez que estamos en Sus manos, nadienos puede quitar de allí.
Yo he utilizado a propósito las palabras que el mismo Señor pronunció para establecer este asunto, porque ya puedo escuchar el coro de “Si, pero” que arman todas aquellas personas que rehúsan tomarlas literalmente para lanzar sus versículos favoritos que niegan la Seguridad Eterna, aunque las estén malinterpretando, como es el caso.
Una característica de Dios que nos...
tracking img