Lo bueno

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1400 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Había estado ausente de la casa por algunos días y me preguntaba, al acercarme a ella, si mi pequeña Margarita, quien apenas podía sentarse sola, me recordaba.
Para probar su memoria, me coloqué en un lugar desde donde yo podía verla, pero que ella no me podía ver a mi, y la llamé en el viejo tono familiar: “¡Mague!” Ella dejó caer sus juguetes.
Otra vez repetí su nombre “¡Mague!” y habiendoinspeccionado una vez más el cuarto con su mirada, pero no viendo el rostro de su padre, se puso muy triste y volvió a tomar sus juguetes.
Por tercera vez llamé “¡Mague!” y ella, dejando caer sus juguetes rompió a llorar extendiendo sus brazos en la dirección de donde provenía el sonido, sabiendo que aunque no podía ver a su padre, él debía estar allí.
cuando Aarón prepare las lámparas, quemaráincienso aromático sobre el altar, y también al caer la tarde, cuando las encienda (Éxodo-30: 7, 8).

EL OFRECIMIENTO DEL INCIENSO era uno de los deberes sagrados de los sacerdotes. Siglos después, cuando aumentó la cantidad de sacerdotes, ofrecer el incienso era motivo de honra. Era un deber exclusivo de los descendientes de Aarón. Ni los levitas estaban autorizados para conducir esta ceremonia.Uzías, uno de los reyes más importantes y famosos de Judá, se arrogó este derecho, y fue castigado por el Señor: «Esto enfureció a Uzías, quien tenía en la mano un incensario listo para ofrecer el incienso. Pero en ese mismo instante, allí en el templo del Señor, junto al altar del incienso y delante de los sacerdotes, la frente se le cubrió de lepra. Al ver que Uzías estaba leproso, el sumosacerdote Azarías y los demás sacerdotes lo expulsaron de allí a toda prisa. Es más, él mismo se apresuró a salir, pues el Señor lo había castigado. El rey Uzías se quedó leproso hasta el día de su muerte» (2 Crón. 26: 19-21).
En el Nuevo Testamento se registra el caso de Zacarías, padre de Juan el Bautista, a quien le tocó en suerte ofrecer el incienso cuando el ángel del Señor le anunció quetendría un hijo, a quien llamaría Juan. En tiempos del Nuevo Testamento no era común que un sacerdote se encargara del incienso. Podía suceder solo una vez en la vida, ya que había 24 órdenes sacerdotales. El sacerdote que ofrecía el incienso era ayudado por otros dos compañeros, quienes limpiaban el altar y colocaban nuevos carbones encendidos. Luego, el sacerdote a cargo ofrecía el incienso y oraba porla venida del Mesías. El humo subía y era visto desde el atrio exterior, donde el pueblo inclinado acompa ñaba en oración al sacerdote oficiante. Cuando este salía del lugar santo des­pués de ofrecer el incienso, debía levantar las manos y pronunciar una bendición sobre la multitud que lo esperaba.
En aquel tiempo Jehová dijo a Josué: Hazte cuchillos afilados, y vuelve a circuncidar la segundavez a los hijos de Israel.
Y Josué se hizo cuchillos afilados, y circuncidó a los hijos de Israel..
Pues todos los del pueblo que habían salido, estaban circundidados; más todo el pueblo que había nacido en el desierto, por el camino, después que hubieron salido de Egipto, no estaba circuncidado.
Porque los hijos de Israel anduvieron por el desierto cuarenta años, hasta que todos los hombres deguerra que habían salido de Egipto fueron consumidos, por cuanto no obedecieron a la voz de Jehová; por lo cual Jehová les juró que no les dejaría ver la tierra de la cual Jehová había jurado a sus padres que nos la daría, tierra que fluye leche y miel.
A los hijos de ellos, que él había hecho suceder en su lugar, Josué los circuncidó…
Y cuando acabaron de circuncidar a toda la gente, sequedaron en el mismo lugar en el campamento, hasta que sanaron.
Y Jehová dijo a Josué: Hoy he quitado de vosotros el oprobio de Egipto, por lo cual el nombre de aquel lugar fue llamado Gilgal hata hoy.” Josué 5.2-9

Todos nacemos con un propósito determinado.
Pero a veces no logramos superar nuestro difícil origen, y damos vueltas en el desierto por años, cargando nuestras cadenas, y sin tomar,...
tracking img