Logica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2898 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 29 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Federico García Lorca: Nació en 1898 en Fuentes Vaqueros, Granada, España, es el más apreciado y venerado poeta y dramaturgo de España. En 1914, en la Universidad de Granada comienza sus estudios en Derecho, Filosofía y Letras.

Entre los años 1919 y 1928 vive en la residencia de estudiantes en Madrid, donde conoce al gran poeta Juan Ramón Jiménez, al cineasta Luis Buñuel, Al poeta RafaelAlberti y al Pintor Eugenio Salvador Dalí.

García Lorca escribió El romancero gitano que es un conjunto de poemas inspirados en los gitanos sus costumbres, sus amores y su modo de vida. La superstición está presente en cada uno de los aspectos de la vida de los gitanos y es parte esencial de su cultura, todos los aspectos de su vida están regidos por la superstición por ejemplo:

Cuando algúngitano se casa a la familia de la novia se le tiene que dar una dote que va desde 25 monedas de oro hasta 10,000 U.S.D. Dependiendo del grupo del que sea parte la gitana […][1]

Si recurrimos al diccionario encontraremos que la superstición es “desviación de la creencia religiosa fundada en el temor o la ignorancia y que confiere a ciertas circunstancias de carácter sagrado”. Por esto podríamosdeducir que el pueblo gitano era ignorante y solamente se regía por la superstición.

Los gitanos tienen varios tipos de supersticiones:
existen las miméticas como por ejemplo no comer jamás un caracol ni aún con hambre extrema ya que los caracoles al igual que los gitanos llevan su casa por todos lados a donde va. También creían que comer moras en invierno podía ser negativo para la persona,pero no por el veneno, sino por que consideraban que al final del otoño el maligno, en este caso el diablo, les vertía su aliento. Cuando querían alejar a un enemigo depositaban cerca de su casa o campos, moras que se habían podrido a causa de la helada otoñal.

También tienen supersticiones sobre las joyas por ejemplo:
Encontrar un anillo, especialmente cuando erade oro, exigía colocarlo debajo de la pata delantera del caballo del carruaje mientras éste estaba en reposo, y atárselo a la pata cuando estuviera en camino no debiendo sacárselo hasta llegar al nuevo destino. Otra superstición aseguraba que si el caballo estando en camino tropezaba con alguna joya ella le apartaría de todo mal y que losposeedores del caballo tendrían mucha suerte.

Otro tipo de supersticiones tienen que ver con los metales o con las herraduras:
Todo mundo recuerda el dicho de que lanzar la herradura hacia atrás y sin mirar es de buena suerte. Las herraduras formaban parte de la existencia vital de la vida gitana. No disponer de las herraduras, perderlas o no tenerlasen perfecto estado podía significar numerosas desgracias. En general que una herradura se perdiese significaba una etapa pasada y hasta cierto punto podía otorgar suerte si era lanzada con fuerza, hacia atrás y sin mirar.

El metal también era muy importante. Por ejemplo una olla o cualquier instrumento de la cocina no debían lavarse más quecuando fuera necesario.

Bastaba pasarlos por agua y quemarlos, ya que de esta manera se eliminaban todos los maleficios.

Una olla que de pronto se resquebrajaba, agujeraba o rompía, era una desgracia que simbolizaba la llegada de épocas de hambruna y mucha mala suerte.

Los útiles de cocina y sartenes, los cuales se acostumbraba a colgarseen la parte baja de las carrosas, se situaban siempre en posición vertical, para que de esta forma pudieran absorber mediante una mimética magia la energía de la tierra que era el hogar y la despensa de los gitanos.

También existe la creencia del pañuelo mágico:
Para algunos gitanos debía llevarse en la cabeza como elemento protector o como...
tracking img