Los americanos en cuba

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2268 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La inauguración de la República de Cuba el 20 de mayo de 1902 no significó en término alguno, independencia y soberanía absoluta. La intervención de los Estados Unidos en la última guerra de independencia de los cubanos contra España frenó un proceso de lucha que había iniciado treinta años atrás, logrando dejar a la Isla, al finalizar la contienda, atada a sus intereses imperialistas. En lapráctica 1898 fue un cambio jurídico y político de metrópoli, acordado por las dos potencias (una fortalecida y la otra desvanecida) sin tomar en consideración la participación de los representantes de un pueblo que se había desangrado en los campos de batalla, y que ahora percibía ante sus ojos, sin posibilidades reales de cambio, la frustración de un sueño. En correspondencia con la nueva era sehabían planificado todos los mecanismos de dominación para enmascarar de “buenas intenciones” las ansias expansionistas de la nación vecina del Norte, evidentes a pesar de todo. Nada mejor que tener en la silla presidencial a un hombre tan conservador y pro norteamericano como Don Tomás Estrada Palma, que aplicó “política de puertas abiertas” a los yanquis sin límites ni condiciones, manifestada en lafirma de tratados comerciales y políticos no recíprocos y en una intervención solicitada en 1906. Mientras tanto, las clases dominantes, e incluso figuras pertenecientes al desaparecido Ejército Libertador estrechaban sus vínculos con los intereses foráneos sin tener en cuenta la podredumbre política y social que cubría la realidad cubana. Todo indicaba la traición íntegra a los principiosesenciales del pensamiento martiano: libertad, antiimperialismo, justicia y dignidad humana.
En la sociedad de la época, más que engaño se percibía una desesperanza aprehendida provocada por la fatalidad que le circundaba: independencia ausente, desaparición física de los grandes héroes y presencia de un nuevo amo, más elegante a la hora de aplicar su política, pero con los mismos propósitos que elanterior. Las manifestaciones artísticas, como la lírica y la literatura hablaban de nostalgia, de incapacidad creativa, de continuidad de esquemas, de resignación, de inmadurez y pesimismo, o bien de exaltación del nuevo status para contentar a los beneficiados, para legitimar los nuevos límites neocoloniales, para mostrar un ambiente disfrazado, y deformado, a gusto con los “proyectoscivilizatorios”. Al mismo tiempo la producción historiográfica subvencionada por los sectores dominantes aliados al capital norteamericano, elaboraban exquisitos discursos de agradecimiento y de elogios hacia los Estados Unidos, por haber arrancado a Cuba del atraso impuesto por el colonialismo español y guiarla hacia los caminos de la modernidad. Sin embargo, y quizás como muestra de la libertad deexpresión republicana liberal, en 1905 apareció la obra de Enrique Collazo “Los americanos en Cuba”, de pobre publicación y reducido número, que se hizo eco de las ideas de aquellos grupos que eran conscientes de la situación que se vivía, sobre todo provenientes del independentismo y que necesitaban ahora reivindicar su pensamiento. Collazo había sido participante de las dos guerras anticolonialistasdecimonónicas y en la última se desempeñó como oficial de enlace con el Estado Mayor del ejército estadounidense durante la intervención; de aquí que haya tenido y utilizado en la confección de su obra una amplia información sobre la actuación de los neocolonialistas durante el conflicto bélico. El texto en su lógica histórica, constituye una denuncia directa a la injerencia de los Estados Unidosen Cuba y a todos aquellos que propician esa intromisión en los asuntos internos. Aunque no hay un compromiso político explícito, es evidente que la obra pretende ser defensora de los sentimientos populares y nacionales más profundos, que en última instancia es una manera de tomar partido y organizarse en medio de las circunstancias políticas y sociales de la época. Con una simple lectura a...
tracking img