Los sans culottes. movimiento popular y gobierno revolucionario capítulo 2

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 69 (17070 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Albert Soboul, “Los sans – culottes. Movimiento popular y gobierno revolucionario »
Alianza Universidad, Madrid, 1987

Capítulo 2
LAS ASPIRACIONES SOCIALES
DE LA «SANS-CULOTTERIE» PARISINA

Su condición y también las circunstancias explican que los sans-culottes situaran en el centro de sus reivindicaciones sociales la cuestión del pan. De ella extrajeron confusamente la afirmación delderecho a la existencia: es preciso que todos los hombres coman hasta saciarse. No se puede buscar aquí un sistema social coherente: las reivindicaciones se precisan según el peso de las circunstancias. Su unidad viene dada por igualitarismo radical, que caracteriza la mentalidad y el comportamiento populares: las condiciones de la existencia deben ser iguales para todos. Al derecho total depropiedad generador de desigualdad, los sans-culottes oponen el principio de la igualdad de disfrutes. De ahí sus diversas reivindicaciones sociales, hasta las del derecho a la asistencia y a la instrucción.

1. DEL DERECHO A LA EXISTENCIA A «LA IGUALDAD DE GOCES»

Reivindicaciones prácticas y afirmaciones teóricas de 1793 al año III. -El igualitarismo popular: de las subsistencias a las demáscondiciones de vida. -El sans-culotte: un repartidor.

La declaración de Derechos del Hombre de junio de 1793 afirma que el fin de la sociedad es la felicidad común. Los sans- culottes van más lejos: la Revolución hecha por el pueblo debe garantizarle, en primer lugar, el derecho a la existencia. Los documentos no ofrecen, evidentemente, ninguna justificación teórica de este derecho: losmilitantes, incluso los más informados, no son teóricos. El derecho a la existencia se afirma bajo la presión de los acontecimientos y en función del problema de las subsistencias. Partiendo de estas premisas, los sans-culottes concluyen de forma natural en la igualdad de los goces.
Durante los primeros meses de 1793, el agravamiento de la crisis de subsistencias condujo a algunos militantes aprecisar su pensamiento en materia social. El 7 de febrero, la sección de los Gardes-Françaises declara que el pobre no debe estar a merced del rico: «Si no es así, los hombres dejarían de ser iguales en derechos (...); si no es así, la existencia del primero estaría comprometida a cada instante, mientras que el segundo le impondría las leyes más rigurosas.» En una petición a la Convención del 9de marzo de 1793, un ciudadano de la sección de Arcis coloca entre los enemigos de la República, «a quienes bajo el pretexto de la libertad y de la propiedad se creen libres para chupar la sangre del desgraciado y para satisfacer su vil avaricia dejando apenas al indigente la facultad de respirar o de lamentarse». Es aún más significativa, en esta misma fecha, la petición de un ciudadano de lasección de Marais: «Ha llegado la hora de que el pan del mercenario, modesto tributo a un trabajo asiduo y penoso, le sea asegurado. Ha llegado la hora de que las especulaciones con la existencia humana sean proscritas en un gobierno republicano.»
Estas ideas forman el fondo común del pensamiento popular. Jacques Roux las desarrolló en su petición del 25 de junio de 1793. «La libertad sólo esun fantasma inútil cuando una clase de hombres puede hacer padecer hambre a la otra impunemente. La libertad sólo es un fantasma inútil, cuando el rico ejerce por medio del monopolio el derecho de vida y muerte sobre sus semejantes.» En la época de la crisis del verano de 1793, estas mismas ideas se afirman con fuerza. Al hablar en nombre de los comisarios de las asambleas primarias, FélixLepeletier declara a la Convención el 20 de agosto: «No basta con que la República francesa esté fundada sobre la igualdad; es preciso además que las leyes, y que las costumbres de sus conciudadanos tiendan, por un feliz acuerdo, a hacer desaparecer la desigualdad de los goces; es preciso que se asegure una existencia feliz a todos los franceses.» El 2 de septiembre, al reclamar el máximum para las...
tracking img