Luces y sombras

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2223 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
SEPTIEMBRE DE 2007
De la antropología (Una polémica)
Por: Carlos Granés y Gabriel Zaid


LUCES Y SOMBRAS

Independientemente del lugar y de la época, todo ser humano se ha visto en la necesidad de satisfacer sus apetitos, protegerse del medio ambiente, curarse de enfermedades, encarar la muerte, comunicarse con sus semejantes y formular explicaciones para cuanto ocurre a su alrededor. Lacondición humana plantea problemas radicales a los que todo hombre y toda mujer debe hacer frente para sobrevivir. Pero, a diferencia de las otras especies, nada en nuestra naturaleza nos indica cómo hacerlo. Somos seres incompletos que debemos apelar a la imaginación para compensar las carencias instintivas con las que venimos al mundo. Así hemos podido afrontar problemas que genéticamente nosabemos cómo resolver; hemos inventado explicaciones para lo que ocurre, hemos creado formas de organización social, hemos desarrollado lenguajes y hemos transformado la agreste naturaleza en fuente de alimentos, herramientas y medicinas.

Pero también es cierto que ningún ser humano tiene que inventarlo todo desde cero. Somos herederos, como decía Ortega. El bagaje de conocimientos, estrategias ycreencias que se han depurado a lo largo de los siglos y que han demostrado utilidad o valor, se trasmite de generación en generación. Y eso es la cultura. Eso, también, es la materia de estudio de la antropología.

Los antropólogos estudian las formaciones de la imaginación, es decir, los ritos, las creencias, los mitos, las instituciones, las obras de arte: todos los intentos de una comunidadpor apropiarse del medio natural y transformarlo en un hábitat humano. El afán con que durante décadas han recorrido miles de kilómetros en busca de culturas diferentes, responde a la curiosidad por entender cómo funciona esta capacidad imaginativa. Viendo la manera en que los otros dotan de sentido al mundo, no sólo los conocemos a ellos, también nos conocemos a nosotros: desenmarañamos laintrincada madeja de lo humano.

Esta labor ha supuesto la gloria y la miseria de la antropología. En un ensayo publicado recientemente en esta revista (“Los antropólogos, dueños de la cultura”, Letras Libres, número 67, abril 2007), Gabriel Zaid hacía una severa crítica a la antropología. Explícitamente, la acusaba de haberse apropiado del concepto de cultura –un concepto, además, que se ha convertidoen una nebulosa donde todo cabe, desde los ritos primitivos hasta el cine de Hollywood–, e, implícitamente, la señalaba como causante de los desvaríos intelectuales del momento, en especial del relativismo. Zaid tiene razón, pero sólo en parte. En su ensayo olvida que la antropología también ha sido una fuerza intelectual que ha ayudado a forjar las sociedades abiertas. Antes de explicar por qué,se deben reconocer y criticar los excesos en los que ha incurrido. Una defensa sensata implica examinar las luces y las sombras, los caminos que ha abierto para el desarrollo del pensamiento y de la convivencia, y los vicios en los que ha caído.

Encantados con los ritos, tradiciones y formas de vida primitivos, algunos antropólogos han asumido que las culturas son obras de arte que debenpermanecer aisladas y alejadas de cualquier influencia, sobre todo de la occidental, para no ser corrompidas. Asumen que lo mejor para los indígenas es permanecer estancados en el tiempo, conservados en museos artificiales en medio de la selva o de los Andes, donde nada cambia, nada muta, nada evoluciona.

Lo que no ven estos antropólogos es que tratar a un grupo humano como si fuera un cuadro deVelázquez resulta mucho más perjudicial que provechoso. La historia de la humanidad es la historia del contacto, del aprendizaje, de los préstamos entre culturas. Todo aquello que se inventó en los valles del Éufrates y del Tigris hace seis mil años, se fue extendiendo por las inmediaciones del Nilo, por el Mediterráneo, por India, por Oriente. Los inventos útiles son asimilados con facilidad por...
tracking img