Mediar entre el conocimiento

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1287 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 5 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
"En la América del Norte se aprendió a trabajar y a gobernar; en la América del Sur se aprendió a rezar y obedecer". — "La herencia moral de los pueblos hispanoamericanos". (Rev. de Filosofía, año 1, N.º 3). Agustín Álvarez.

Mediar entre el conocimiento y el educando es el oficio del maestro. Un sistema educ ativo eficaz no debe relegar al alumno a un mero receptor de información, ni rebajaral maestro a un omnisciente y hábil monologador. Los roles de ambos deben ser dinámicos y muchas veces alternados. Pues bien según nos cuentan los historiadores Atenas fu e la primera ciudad-estado en tener una educación oficial que era sufragada por el gobierno, los griegos nos legaron la figura del pedagogo, aunque no como hoy la concebimos, puesto que antiguamente el pedagogo era (casi siempre)un esclavo de la casa que llevaba y aguardaba hasta que el alumno terminara sus clases y que, además, cuidaba de que las tareas dictadas por el maestro fueran cumplidas cabalmente. Quizá en la actualidad este papel se ha deslizado hacia otro miembro de la familia, y el pedagogo de la Grecia clásica se parezca en mucho a la abnegada madre que espera, acodada en el portón, la salida de su hijo. Peroeste no es un discurso sobre parentescos. Inevitable es remitirnos a los griegos que son la cuna y resplando r de nuestro pensamiento occidental, además de creadores o consumadores de las distintas disciplinas que hoy se transmiten en las escuelas. Matemáticas, Física, Biología, Geografía, Historia, Medicina, Música, etc. Son algunos de los ingentes conocimientos que sus vastos pensadores noslegaron. Es curioso, en la cultura griega un libro era un invento nuevo y fue usado como mero recurso para la facilitación de la memoria, nos cuenta Plutarco que cuando Aristóteles publicó su Metafísica, Alejandro Magno (su alumno) le dirigió una carta cuestionando su proceder puesto que “el conocimiento que antes solo era para algunos ahora sería conocido por cualquiera” y Aristóteles le respondióque no era cierto puesto que aquello era solo una “guía” para quien ya tenía di chos conocimientos y no una forma de adquirirlos. Uno de los principales yerros de nuestra educación actual es la sobreestimada función de los libros como medios del conocimiento. Deberíamos encomiar más su valor como fuentes de consulta. Muchas de las p ruebas (exámenes) que se realizan en las escuelas de nuestroMéxico lo confirman, pues apelan a la memorización de datos, y ya se ha dicho bien que el alumno estudia para los exámenes y no para la vida. Además también podemos apuntar que en nuestro país existe el analfabetismo total y el analfabetismo literario, pues muy pocos alumnos de los que “saben leer” entienden lo que leen y mucho menos se lo cuestionan y en el peor de los casos aceptan como verdad totallo que leen, sin tener los tales inculcado par ejo al hábito de la lectura, el hábito de la

duda. El conocimiento ¡digámoslo ya! No lo generan los libros: lo genera la duda. Dice Aristóteles en su Metafísica que la filosofía nació cuando el hombre comenzó a preguntarse “porqué” Tal parece que nuestras escuelas promueven una mera acumulación de conocimiento y no una generación. Los grandespaíses de nuestra época han entendido esto. Y de Japón, Alemania, Estado Unidos, nos vienen los adelantos tecnológicos que nosotros pagamos y consumimos. Mas bien parece que nuestro país tiene un arraigado odio a la inteligencia, pues de la misma y despectiva manera en que una plebe de amigos dice “joto” cuando ven pasar a un homosexual, así también (y sin faltar el dolo) llaman “matadito” al que va conun libro, o fr ecuenta las bibliotecas. Los principales retos que nuestro país enfrenta para tener una educación de calidad no son el difícil acceso a la tecnología, ni las escuelas rurales retiradas de la civilización, no, el verdadero problema es nuestra cosmogonía, e sa manera de pensar tan particular del mexicano. Si hemos de iniciar una revolución educativa, hemos de principiarla no en...
tracking img