Mitos y leyendas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 31 (7543 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los mitos y las leyendas, relatan un cuento imaginado. Sin embargo, es preciso distinguir mito y leyenda: El primero no se basa en hechos acaecidos en el mundo real, en tanto la segunda puede tener una base histórica, por débil que sea.

Los mitos más simbólicos proceden de la literatura Grecorromana. Las civilizaciones clásicas nos han negado unas elaboraciones literarias y artísticas de susmitos, que han alcanzado un alto valor estético y han enriquecido la civilización occidental.

Los mitos pretenden explicar fenómenos como la creación del hombre y de los planetas, de una forma fantástica y un tanto poética, que genera en la mente imágenes de dioses y seres fantásticos.

En este recopilado de mitos y leyendas, se eligieron algunos mitos como Dziu y el Maíz, que cuenta lahistoria de un ave, que en la travesía de su vida, se encuentra con los dioses de la fertilidad, la lluvia y el fuego, entre otros.

En cuanto a las leyendas, y por considerar que Chiapas es un Estado rico en la creación de éstas, se narran leyendas locales, ya que es uno de los géneros en que las mentes chiapanecas vuelan hacia el infinito. En todas las regiones de Chiapas existen las másvariadas leyendas de personajes que gozan espantando a los mortales.

¿Quién no ha oído de los misterios y tragedias de la Malora, del Sombreron o del Cadejo?

Los relatos aluden siempre al más allá, al desconocido mundo de ultratumba que hace sentir su presencia en el mundo terrenal en forma de apariciones de seres muertos para advertir peligros y castigar faltas, esto último, con la privación dela vida misma.

Esta recopilación de mitos y leyendas, pretende rescatar estos géneros, aprender de ellos y seguir difundiéndola en nuestra generación.

Cuando la vida apenas comenzaba en la tierra de los mayas, el pájaro Dziú tenía plumas de varios colores, y sus ojos castaños hacían juego con su plumaje. En la primavera, construía su nido, empollaba sus hijuelos y los criaba, como escostumbre entre todas las aves.

Así fue, hasta que un día, Yuum Chaac, el dios de las aguas, quien también lo es de la agricultura, observó que el fructífero suelo iba perdiendo su fertilidad.

Yuum Chaac, después de meditar, convocó a todos los pájaros, y les explicó que, como último recurso, sólo les quedaba quemar las milpas, con el objetivo de que las cenizas fertilizaran la tierra. La primerachispa la proporcionaría Kak, el dios del fuego; pero antes, debían recoger las diferentes clases de semillas para la siembra del año venidero.

A la mañana siguiente, Dziú siempre el primero ante el deber llegó muy temprano al lugar designado. Trabajó muy diligentemente, reunió más semillas que ningún otro pájaro, y luego, con el permiso de Yuum Chaac, se retiró a descansar bajo la sombra deun arbusto. Tan pronto los otros pájaros notaron su ausencia, comenzaron a perder el entusiasmo.

Entonces, Yuum Chaac, al darse cuenta de que el fuego iba avanzando rápidamente hacia el sembradío de maíz, ya que los trabajadores no habían conseguido llegar a él, pidió auxilio.

Dziú alcanzó a escuchar el último de sus tres llamados, y salió de manera precipitada del lugar donde reposa.Tenía ante sí un cuadro aterrador. Su elección estaba clara. Voló a la copa de un árbol, desde arriba estudió la situación, y cerrando los ojos, se arrojó sobre el fuego que lo consumía todo.

Una vez reunidas las semillas suficientes para reponer las milpas destruidas, cayó al suelo exhausto, con los ojos inflamados, las plumas completamente quemadas y el cuerpo cubierto de ampollas.Inmediatamente, los pájaros corrieron hacia él para prodigarle sus cuidados.

Se había salvado la semilla del maíz, tras una hazaña tal, que -como gesto de gratitud los pájaros de la tierra del Maya, se ofrecieron para empollar y criar a todos los descendientes de Dziú, el cuco.

Y con el propósito de que los pájaros no olvidasen su promesa, Yuum Chaac decretó que los ojos de Dziú se mantuvieran siempre...
tracking img