Modelos sociales de belleza

Vivimos en una sociedad que cultiva el gusto por la belleza pero no tanto por la salud, esta es la clara moraleja que se tiene tras comprobar que el año 2005 es el año de ingresos record por parte de la modelo Kate Moss, prototipo de anoréxica y de conducta autodestructiva y nihilista. Por otro lado la situación es tal que una humanidad muere de hambre mientras otros morimos de obesidad; elmodelo de cultura está en la fame como solución estética y ética de la vida (en un lugar que se dice que vive la cultura de la abundancia).
Nos gusta la belleza bizarra, doliente y mórbida, por eso nos “gustan” las muchachas famélicas que salen en los desfiles: casi niñas en huesos, malas caras embadurnadas de maquillaje y actitudes rebeldes (casi siempre libres de todo activismo incorrecto).
Añotras año se conjuran los popes de la moda para asegurar la salud de las modelos, sin embargo la dictadura de la talla 36 o 34 o 32 ó 28 hasta el 0 (como una Wallis Simpson eterna) se mantiene reduciéndose.
Es gracioso y triste ver al anciano Kart Lagerfeld en su última madurez o primera ancianidad vivir en una delgadez estética absurda, denotando la alegoría mortuoria de ver como los modelos debelleza y de conducta que son más delgados y menos saludables son los más atractivos.
Escribí sobre la modelo uruguaya muerta: Luysel Ramos, y como su muerte da alas a esa nemesis de la belleza, a esa portadora de belleza blanca y acérrima que, en el fondo, ofende por no ir de la mano de lo bueno.
Las publicaciones de moda, y de todo tipo, echan mano del Photoshop, además, para estilizar aún más ala modelo, realzarla, aún mas, y llevarla a un olimpo donde las jóvenes y los jóvenes no podrán acceder sin dar un poco más de si, sin renunciar a un poco más de comida, sin hacerse daño moral y físico un poco más.
• La televisión, la prensa, los reportajes sobre la moda animan y afirman este comportamiento insalubre e insano y sin embargo no pasa nada. Incluso el concepto ha degenerado en unaenfermedad de resultados mortales: Anorexia. Es claro que no toda la culpa es de la moda pero si de los modelos sociales de belleza y aceptación que se derivan de la moda.
Las personas grandes, gruesas gordas no tienen ropa en una exclusión “racista”, vivimos en la era de la abundancia obesa y sin embargo los modelos sociales huyen de estas personas (aunque no siempre).
En televisión se puedever, quien lo quiera y, además lo desee, un concurso (Supermodelo 2006) donde jóvenes púberes luchan para meterse en el corset falsario de la moda. El ser modelo como un conglomerado de publicidad, riqueza, contactos, glamour y, también, falta de salud y hábitos nihilistas programado en prime time con una audiencia de adolescentes y niños bombardeados por el concepto de la belleza actual y lavaciedad como modelo. El concurso, franquicia de otros en otros paises, avanza a las niñas hacia el mundo de la moda con todos sus fantasmas y sus caballos del Apocalipsis, entre ellos la imagen esclavizante que no es el único y puede que no el peor.

BULIMIA

La Bulimia se caracteriza por alternar períodos de restricción alimentaria con episodios de ingestas copiosas, de gran cantidad dealimentos, seguidos por vómitos autoinducidos y por el uso de laxantes y diuréticos. Estas situaciones de sobrealimentación, llamadas atracón son el rasgo distintivo y diferencial de la enfermedad.

Existen situaciones emocionales, sociales o clínicas en las que se producen episodios de ingestas exageradas y no se trata de bulimia. Por ejemplo , frente al estrés hay muchas personas que ingieren más quelo habitual. Es frecuente escucharlo en adolescentes en época de examen, pero la diferencia con la bulimia radica en que la ingesta vuelve a lo normal, transcurrido el período de exigencia extrema. No es infrecuente que determinados eventos se festejen con comidas abundantes y copiosas, y que alguno de los asistentes se exceda más que otros, pero esto debe diferenciarse de un trastorno de la...
tracking img