Monografía de cortes de cabello

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 31 (7693 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Historia del peinado

Julia Ruiz Esparza en el año 1937. María Elena Rodríguez en el año 1956. Rosa Chavarría en 1954. Jesusita Espinoza de Jiménez. Foto: Archivo.
El Heraldo de Chihuahua
20 de febrero de 2009

SIGLO XVII-XVIII
París, en el siglo XVII es el corazón de Europa. Francia impulsa y populariza el arte de la peluquería. Gran monumentalidad en el peinado, las damas tiene quearrodillarse para entrar en las carrozas. Se mezclan con el cabello gasas, joyas, plumas, flores, frutas...hasta maquetas de castillos y barcos. Los cabellos blancos en la Francia Cortesana hacen furor, hombres y mujeres empolvan su cabello natural y sus pomposas pelucas. Son verdaderos artistas en la confección de pelucas. Para rizar el cabello de las mismas lo enrollan en palos cilíndricos que luegosometían al calor en hornos de panadería. En esta técnica se basará
más tarde la permanente caliente.

El polvo blanco con el que coloreaban el cabello era una mezcla de talco y almidón.

SIGLO XIX

La revolución francesa impone la sencillez y la naturalidad. La Revolución Industrial acelera el ritmo de vida obligando a optar por la simplicidad y la comodidad en el peinado. En este siglose interrumpen períodos en los que se pretende imponer en rebuscamiento sin demasiado éxito. La carrera de la moda tiene hacia la sencillez y a finales de siglo las pelucas, los bouffons y los poufs duermen el sueño del olvido. Auge en los peluqueros a domicilio.
El agua oxigenada aparece en 1867, lo que representa un considerable progreso frente a viejas recetas abrasivas. A finales de sigloaparecen los primeros
colorantes sintéticos.

SIGLO XX

Este siglo trae consigo un fenómeno que revoluciona la sociedad. Nace "una nueva y sorprendente religión": El Culto a la Imagen.

La incorporación de la mujer al trabajo y la popularización del deporte introducen profundos cambios en la sociedad. La belleza y la moda ya no es solo privilegio de un gremio o clase social. Los avancestécnicos y científicos hacen de la cosmetología capilar y la peluquería una potente y poderosa industrial.

El corte de pelo hace furor en el mundo entero. Los caprichos de la moda son muchos, los cabellos han aumentado o disminuido su volumen, han permanecido largos o cortos, lisos u ondulados, oscuros o claros...la moda no se detiene.

Los egipcios fueron pioneros en considerar el cabello unelemento de seducción. Los esclavos hicieron de peluqueros de sus amos, les aplicaban tintes, grasas perfumadas y recortaban su cabellera. O bien les confeccionaban pelucas de lana o pelo natural al gusto de la época: lacias, a menudo trenzadas, con o sin flequillo y sujetas con diademas para emular su juventud eterna. Los griegos preferían, en cambio, la melena con movimiento, a base de bucles, o loselaborados recogidos que embellecían con sencillos adornos. Crearon escuelas de peluquería y escribieron no pocos tratados capilares.

En Roma, la moda tomó cosas de aquí y allá. Entre los hombres, el corte en forma de casquete hizo furor, mientras que las damas, fascinadas con las rubias cautivas bárbaras del Norte, aclaraban su pelo con sebo de cabra, ceniza de haya y manzanilla, y lo peinabanrodeando la cabeza. En la vieja Iberia, la peineta ya sujetaba mantillas.

El oscurantismo religioso y el bajo nivel de vida que se generalizó en la Edad Media no permitió retoques estéticos muy sofisticados. Sin embargo, las damas de las clases altas adornaban sus peinados, siempre recogidos, con piedras y joyas. A cambio, se puso de moda cubrir el cabello con capuchas y velos, dada ladificultad para mantener su higiene.

El Renacimiento devolvió la luz perdida al peinado femenino; el negro tenebroso no favorecía a sus dulces musas, preferentemente rubias, y se impusieron los tirabuzones, postizos y moños decorados. En el Barroco, la peluquería pasó a ser un arte, incluso una ciencia; una obra de la época, incluye 3.774 formas de peinarse. Con Luis XIV proliferaron las pelucas...
tracking img