Monstruos del id (homosexualidad)

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 25 (6240 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Monstruos del Id
Sexo gay, psicoanálisis y la vida interna de la homosexualidad masculina

David M. Halperin

¿Qué es lo que quieren los hombres gay?

Según las más recientes novelas gay, los hombres gay sólo quieren que los abracen. Según algunos escritos sobre la prevención del VIH/sida , los hombres gay de hecho quieren ser matados. Y según los estudios más importantes eninvestigación gay y lésbica… bueno, la mayor parte de los estudios importantes no tienen nada que decir con respecto a este tema.
El silencio que emana de los estudios gay y lésbicos en el tema de la subjetividad gay no es accidental. El movimiento de liberación gay de los años 60 y 70 pudo haber tenido sus raíces ideológicas en el Marxismo-Freudiano, y pudo haber entendido que sus batallas estaban dirigidasen contra de la represión psíquica tanto como la opresión política. Pero el tipo de estudios gay y lésbicos que emergieron en Gran Bretaña y Norteamérica durante los años 80 no tenía gran interés en explorar las preguntas de la subjetividad gay y lésbica. Esto es en parte porque los estudios gay y lésbicos habían sido poderosamente afectados por la crítica de Michel Foucault sobre la liberaciónsexual (1976) y por su comprobación de que la lucha contra la represión psíquica a veces hasta reforzaba el mismo régimen de sexualidad y poder que aspiraba derrocar. El análisis de Foucault de las relaciones entre la sexualidad y el poder definió un abordaje radicalmente político hacia la sexualidad, un abordaje adecuado para las necesidades de la resistencia gay y lésbica de los años 80, cuandoel ascenso de la Nueva Derecha y la epidemia de VIH/sida se combinaron para devastar a las comunidades homosexuales y borrar muchos de nuestros arduamente-obtenidos logros sociales.
Foucault también ofreció el único abordaje teórico a la sexualidad con suficiente sustancia y originalidad para competir con el psicoanálisis y brindar una importante alternativa intelectual dentro del campo deestudios de la sexualidad. Dado que el psicoanálisis lleva rato participando en la patologización de la homosexualidad, no es de sorprender que tanta de la investigación en temas lésbicos y gay y teoría queer que tomo su primera inspiración, y extrajo tantos de sus axiomas críticos de Foucault.
Cuando Foucault declaró que “el entero arte de la vida consiste en matar a la psicología,” estaba expresandoun punto de vista que compartía con muchos gays y lesbianas en los años 70. Ellos, cómo él, habían pasado vidas enteras tratando de deshacerse del peso abrumador de la psicopatología. El problema con matar a la psicología, sin embargo, era que por más de cien años la psicología, y posteriormente el psicoanálisis, había proporcionado el principal acceso a la verdad de la subjetividad humana. Matara la psicología en ese contexto significaría cerrar todo acceso a la categoría misma de subjetividad gay, encajonándola como un objeto de investigación gay, lo que haría imposible preguntar, y mucho menos contestar, a la pregunta, “¿Qué quieren los hombres gay?”
Ese, en efecto, era el punto – lograr un mundo seguro para gays y lesbianas enfocándose en la categoría políticamente correcta de“identidad” gay, y evitar entrar en los inquietantes y desprestigiantes detalles de la “subjetividad” gay.
Pero, ¿qué tal si la psicología no fuese la única ruta de acceso a la verdad de la subjetividad? Aún durante el período de su hegemonía, la psicología y el psicoanálisis fueron acompañados por una tradición alternativa, tal vez no una tradición consistente tanto como un impulso persistente,visible en el trabajo de un número de escritores gay. En sus diferentes maneras, Walter Pater, Oscar Wilde, André Gide, Marcel Proust, Jean Genet y Roland Barthes, todos intentaron imaginar y representar la subjetividad humana sin recurrir a la psicología. Y como se vuelve más claro en su trabajo más tardío, el mismo Foucault difícilmente estaba intentando imponer una censura en toda investigación...
tracking img