Museo de la acuarela

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (621 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
MUSEO NACIONAL DE LA ACUARELA

El haber visitado el Museo de la acuarela me ah gustado mucho, ya que nunca había tenido la oportunidad de conocerlo, las obras que pude admirar son verdaderamentefantásticas, el manejo de las tonalidades y realismo me impacto, pensé, ¿Cómo logro el artista para poder manejar tan suavemente las acuarelas?, el comienzo de la gran mayoría de estas obras fuerondibujadas con grafito y posteriormente les aplicaron el color con acuarela.

En la sección primera observe muchas obras de Alfredo Guati Rojo, en general me gustaron sus trazos y colores, note queexiste una afición o agrado por plasmar payasos, bufones, pienso que pinta con mucha libertad.

En la sala siguiente mire un estilo, una estética tan diferente en los cuadros, obras llenas condetalles y trazos más cuidados, más reales que te obligaban a observar centímetro por centímetro cada textura, cada color, cada línea trazada era un nuevo comienzo en tu imaginación. En esta misma sala meenamore por primera vez en el día, mirando con cuidado cada una de las diferentes obras me encontré frente a un trabajo de Severo Amador (acuarela, litografía en color, publicidad de unaempresa) lleno mi atención por el extremo cuidado con que manejo las representaciones en miniatura de una maquina, de una mujer con un velo, dos pequeños ángeles desnudos y una mujer joven recostada en unacaja de cigarros que nacían de su espalda hermosas alas que solo en sueños pueden existir.

Caminando hacia la sala más próxima tuve el placer de admirar una bellísima obra de Carlos Leon,llamada Andreina, aun no puede describir lo que esta magnífica obra causo en mi, una silueta femenina de perfil que transmitía tanta nostalgia quizá mucha tristeza, no eran trazos detallados niciertamente cuidados pero la explosión de sentimiento me indujo a permanecer una largo frente a esta maravilla.

Estando ya en el segundo piso del museo, mi mente giro indudablemente al mirar la obra de...
tracking img