Nada de eso habla

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2228 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 23 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
|[pic] |
|Nada de eso habla |
|Silvia Barayobre - Valeria Barrionuevo - Marta Cortiñaz - Gabriela Fernández |
||

[pic]
"Tal como nos ha sido impuesta, la vida nos resulta demasiado pesada", así dice S. Freud en su magistral texto "El malestar en la Cultura". "La cultura llevaría gran parte de la culpa por la miseria que sufrimos" y agrega que "El problema más importante de la evolución cultural es el sentimiento de culpabilidad". Éste procede, según Freud, delComplejo de Edipo y fue adquirido al ser asesinado el padre por la coalición de los hermanos. "La agresión no fue suprimida sino ejecutada". El precio pagado por el progreso de la Cultura reside en la pérdida de la felicidad por aumento del Sentimiento de Culpa.
La cultura, ¿ logrará hacer frente a las perturbaciones emanadas del instinto de agresión y de autodestrucción?. Este "malestar" esestructural, algo en el propio sujeto no quiere su bien. "Algo trabaja en contra de Eros" decía Freud.
El mundo actual, global, postmoderno, empuja a la desaparición del "PROCESO" para llegar al "RESULTADO", entroniza la inmediatez, acorta las distancias, prolonga la vida, genera confort, rechaza la relación del hombre con el deseo.
Sobre el adelanto tecnológico, Freud dice en 1930 "El hombre seenorgullece con razón de tales conquistas, pero comienza a sospechar que este cumplimiento de un anhelo multimilenario, no ha elevado la satisfacción placentera que exige la vida, no lo ha hecho en su sentir, más feliz". Este momento histórico genera una explosión de marginalidad, de exclusión. Hay algo que deshace los lazos sociales. El sistema no aloja a todos, es hegemónico, sectario.
La culturaposmoderna logra el predominio de la imagen sobre la palabra, del ¡compre ya!, del aquí y ahora, determina un exceso de presencia, nada aparece velado. Beatriz Sarlo dice así al hablar de nuestro ahora: "El disfraz es más importante que el cuerpo".
Cada vez hay más objetos para consumir, que incitan al hombre a instalarse en una posición que definiríamos como "consumo y deshecho, vuelvo a consumir yvuelvo a deshechar…. Y así en un permanente desenfreno".
B: "Vengo de una familia alcohólica, mi papá nos curaba los resfrios con vino con azúcar, mi mamá falleció cuando yo tenía 22 meses y mi papá, me cuentan mis hermanas, la cagaba a palos. Mucho dolor por muchas cosas y se me hace un cóctel de angustia. Todavía hoy lloro por mi mamá y mi papá. Soy una adicta en potencia, tomo, fumo, robocosas, soy cleptómana, soy muy mentirosa, se me pegan las cosas, me hago dueña y después salgo y lo regalo, no puedo parar de robar. Cuando le hago caso al otro, meto la gamba o cuando no le hago caso no sé, tengo una confusión. Tengo un hueco, un vacío que no lo puedo llenar, no lo lleno con plata, con mi pareja, no lo lleno con la religión, ni con ésto, hoy casi no vengo."
Voracidad, objetos decorta duración, promesas, control remoto, zapping. Un sujeto atrapado en una telaraña –capturado en un discurso donde predomina la acumulación de objetos, sin pérdida alguna y el exceso de imagen. Tomemos ahora esta "imagen" para puntualizar la constitución del cuerpo propio.
¿De qué cuerpo habla el psicoanálisis al decir "cuerpo propio?. Nasio en "Los gritos del cuerpo" dice: "El cuerpo no escarnal, es un cuerpo que pasea, un cuerpo estallado, que nos es exterior. El cuerpo, para el psicoanálisis en relación con lo psíquico, es el que el sujeto lleva en sus brazos".
Lacan explica cómo el infans, un sujeto que no ha adquirido aún el dominio del lenguaje, asume jubilosamente su imagen al verla reflejada en un espejo, se identifica con la imagen de sí y la inviste libidinalmente. El...
tracking img