Nada

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (756 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
nadanadandandandandnadnadnandandanandandandandandandandansnd

sajdnasdjansdjsdnsakdjsakdhaskdaskdjasdkjhaksdjhaskdjsjdhask

djaksdaksdhaksjdhaskjdhaskdjhaskjdhaskjdhaskjdahkdjhaskjdahksjhakjdhakjdasdjksjncdffjdfndksndjsdfksjdnfskjfnskdjfnsdkjfn

sdkfjsndkfjsnfknsdkfnsfknskfnsdkfnsdfknsdkfnsdkfjnsdkfjnskdj

fnskfnskdnfskfnsdkjndskjdfnskdnfksndfknsfknsdfjsdnf
entendía la neurosis comoun intento de hacer la vida más llevadera
situación le llevó a la que sería su primer encuentro con la depresión, problema que no le abandonaría el resto de su vida. En 1906 ingresó en la facultadde Medicina en contra de los deseos de sus padres y de hecho, en contra de la opinión de la educada sociedad de su época. Estando allí conoció a un estudiante de leyes llamado Oscar Horney, con quiense casaría en 1909. Un año más tarde, Karen dio a luz a Brigitte, la primera de sus tres hijas. En 1911, su madre Sonni muere, provocando una tensión importante sobre Karen, lo cual le llevó apsicoanalizarse.

Ideas principales y aplicación
Karen Horney fue otra disidente del enfoque freudiano ortodoxo. Aunque nunca fue discípula o colega de Freud, se formo en la doctrina psicoanalítica oficialpero no permaneció por mucho tiempo en ese campo. Horney empezó a discrepar de la posición de Freud al poner en tela de juicio la imagen psicológica que este ofrecía de las mujeres. Como feminista encienes, cuestionaba que el psicoanálisis diera mas importancia al desarrollo masculino que al femenino; y en respuesta a la afirmación de Freud de que a las mujeres las motiva la envidia del pene,afirmo que los hombres envidian la capacidad de las mujeres para dar a luz, «conozco a tanto hombres con envidia del útero como mujeres con envidia del pene», dijo. Horney inicio su carrera insistiendoen que su trabajo era un extensión del de Freud. En una carta escribió, «no deseo fundar una nueva escuela, sino basarme en los cimientos puestos por Freud». Sin embargo para EL país de las sombras...
tracking img