Necesidad de dar un sentido a la vida

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5305 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Necesidad de dar sentido a la vida
Alfonso López Quintás Alfonso López Quintás es miembro de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas
SÍNTESIS DEL ARTÍCULO Partiendo de la reflexión de V. Frankl, el autor presenta no sólo la necesidad de dar sentido a la vida, sino también, todo lo que ello implica, desgranando gradualmente su verdadero significado. Subraya, de manera especial, que elsentido manifiesta una condición relacional, equivale a orientación adecuada, pende del ideal de la unidad, se manifiesta en una trama de acciones interconexas. Y, sobre todo, supone ampliar el horizonte humano en la dirección del Ser Infinito.

El gran psicólogo vienés Víctor Frankl se vio, de joven, sometido al horror del campo de concentración de Auschwitz. En su bellísimo libro El hombre enbusca de sentido1[1] nos cuenta que la única forma de levantar el ánimo a los que estaban desesperados era ayudarles a descubrir que la vida todavía tenía sentido y valía la pena seguir viviendo. “No le preguntéis a la vida –solía decirles- qué tienes que darme, sino a quién puedo servir”. Los que preguntaban lo segundo sacaron fuerzas de flaqueza y sobrevivieron. Los que sólo esperaban algogratificante del exterior perdieron pronto la esperanza y sucumbieron rápidamente. Frankl sacó de esa terrible prueba la conclusión de que nada hay más importante en la vida que llenarla de sentido. Más tarde, en el apogeo de su carrera, realizó en Estados Unidos una encuesta sobre la felicidad entre un grupo de jóvenes triunfadores. Contra lo que era de esperar, todos manifestaron que se sentían muyinfelices porque su vida “carecía de sentido”, se hallaba interiormente vacía. Frankl llegó a la convicción de que, en la actualidad, la causa de tantos desarreglos psíquicos como atormentan a las gentes no radica en la represión sexual, como afirmaba Freud, ni en la falta de poder, como pretendía Adler –dos psiquiatras asimismo vieneses-, sino en la falta de sentido. Nos urge saber con precisióncómo debe ser nuestra vida para que tenga sentido y, por tanto, equilibrio, buen ánimo y felicidad. En un programa televisivo de gran audiencia apareció un joven de 17 años, con la cara velada, y manifestó lo siguiente: “Hasta hace poco yo era totalmente feliz: adoraba a mi madre, quería a mi novia, disfrutaba con mi carrera; pero me aficioné al juego de azar y me convertí en un enfermo del juego, unludópata. Ahora ni mi madre, ni mi novia ni mi carrera me interesan nada; sólo me interesa una cosa: seguir jugando. Y lo que me da más rabia es que todo esto lo hice libremente, y ahora me veo convertido en un esclavo”. ¿Tuvo sentido para este joven entregarse a la fascinación del juego de azar? Obviamente no, porque ahora se halla absolutamente desilusionado, desmotivado, desvalido. Es lástimagrande que ningún educador le haya advertido a tiempo que la libertad para entregarse a un tipo de vértigo –como es el juego de azar- no es la auténtica libertad – la libertad creativa-, porque no crea nada, sino destruye. No se orienta uno bien en la vida cuando se deja arrastrar por cualquier tipo de vértigo, que al principio no exige nada,

1[1] Cf. O. cit., Herder, Barcelona 1979.

1 promete todo y lo quita todo al final. Piénsese en el vértigo del juego de azar, del poder, del dominio, del alcohol y las drogas, del sexo desgajado del verdadero amor, el amor que va unido a la decisión de crear una forma elevada de unidad.

1. Tener sentido es estar bien orientado

El gran escritor Miguel de Unamuno confiesa en su Diario Íntimo que es un enfermo de egoísmo, y añade: “Ya novolveré a gozar de alegría, lo preveo. Me queda la tristeza por lote mientras viva”2[2]. Unamuno fue un triunfador. Logró cuanto podía desear: ser catedrático e incluso rector de universidad, escritor celebrado, conferenciante aclamado en todos los foros, y, para colmo de dicha, padre de una familia acogedora. ¿Por qué se vio alejado de la felicidad? Él mismo sugiere la respuesta al subrayar el...
tracking img