Ninguno

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 350 (87297 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
PREFACIO

La mejor medicina es un ánimo gozoso. Salomón.

Conforme pasa el tiempo se agigantan las figuras de esos Grandes Seres llamados Samael Aun Weor y su Sagrada Esposa V.M. Litelantes. Juntos nos dieron este elevado conocimiento que es la Gnosis: La Sabiduría Divina. La Gnósis abarca el cabal conocimiento de todos los aspectos del hombre y del universo. No podía faltar, pues, estemaravilloso estudio que sobre medicina nos obsequia el V.M. Samael Aun Weor. El radical problema de la medicina ha sido el desconocimiento del ser humano. Desafortunadamente, en las universidades se limita al hombre a su parte física y a los procesos mecánicos de la mente; se ha olvidado de que existen otros cuerpos más sutiles, así como la parte superior: el Espíritu, el Ser. El gnosticismo universal,por el contrario, hace énfasis en esos aspectos sutiles o superiores; de ahí el éxito de la medicina Gnóstica, pues se basa en el conocimiento profundo, superior, del ser humano. Existe una gran diferencia metodológica entre la ciencia ordinaria y la Gnóstica; la primera investiga basándose en la observación y la experimentación, empleando instrumentos exclusivamente físicos y ya sabemos cuánengañosos son los sentidos; la ciencia Gnóstica emplea la experiencia mística directa, aquella que nos evidencia la realidad real (valga l tautología), a empleando los sentidos místicos o superiores, todavía desconocidos por la mayoría de los que conforman esta humanidad decadente. Sólo acercándonos a la trascendental Sabiduría del ser estamos en condiciones de penetrar en la naturaleza humana. Esaes la herencia que nos ha dejado el V.M. Samael Aun weor: La Enseñanza del Ser. Escribióse este libro con sacrificios y profundas meditaciones, que arrancaron a la naturaleza sus escondidos secretos. Fundamental fue el conocimiento de los elementales o almas de las plantas, a las que ya hacía referencia Aristósteles y que la ciencia moderna se ha empeñado en olvidar. Podemos decir que, si losmédicos comunes curan con los cadáveres de las plantas, ¿cuánto no se hará auxiliándose con sus almas? Con este libro se ha abierto un nuevo, pero a la vez antiguo capítulo en la ciencia médica; toca a nosotros aprovecharlo correctamente. Es ésta una invitación para volver al seno de nuestra Madre Natura. La compleja vida moderna, sobre todo urbanística, carga nuestra psiquis de una mecanicidad que noshace susceptibles a contraer las más peligrosas enfermedades. A mayor mecanicidad más se agranda el poder del ego, causa y raíz de todas las enfermedades; la eliminación de la bestia, la sujeción de la mente al dominio de la Voluntad del Ser es, pues, la clave de la salud permanente. Normalmente no se explica por qué Jesús, el Cristo, y sus discípulos curaban con la sola imposición de manos, laoración y ungiendo con crisma. La respuesta subyace en el poder del fuego serpentino

1

y la eliminación de los agregadospsicológicos, es decir, en el avance que tenían dentro del Camino que lleva al Padre. No debe olvidar todo el médico gnóstico: sólo el acercamiento y la adoración al Padre son la garantía de una eficaz curación. Tiene el deber ineludible de caminar correctamente por elSendero, sólo así podrá despertar la clarividencia para el diagnóstico exacto, adquirir el poder del fuego para las curaciones milagrosas, ordenar a los elementos de la naturaleza para dar efectividad a su medicina. Pureza, castidad, meditación profunda, permanente amor por la humanidad, son los ingredientes que diseñan el verdadero médico gnóstico. “El médico que a la vez no es filósofo, no es nisiquiera médico”, decía con justa razón Letamendi. En efecto, el médico gnóstico debe ser un amante de la sabiduría, de la Gnósis, y la Gnósis se fundamenta en dos pilares: Alquimia y Cábala, según nos informa el V.M. Samael; yerran algunos que se intitulan “comentaristas” al considerar a la Psicología y a la Alquimia como los pilares de este Sagrado Conocimiento, pues la primera se encuentra...
tracking img