Obesidad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2853 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
des-bordes # 0.5
www.des-bordes.net
junio 2009

Mario García Torres / Cuauhtémoc Medina

La vida secreta de Diego Rivera

A principios de 2001 me propuse encontrar un médium con el cual hacer una serie de entrevistas
póstumas a personajes del arte moderno mexicano. Imaginaba que era posible crear una historia
paralela, creíble o no, desde la perspectiva de una serie de agentes ajenos ala versión oficial de esa
historia cultural. Tal vez se podrían obtener datos que en algún momento tendrían el potencial de
entrar en las cronologías y recuentos de una era ya cargada de romanticismo. ¿Qué es la historia
sino esa maraña de argumentos a los que es posible alterar con la intención de resistirse a aquellas
historias ajenas que uno supuestamente debe asimilar?

El proyecto fuepor diversas razones un fracaso y quedó abandonado. Excepto por un primer intento,
del que queda una extraña grabación que nunca había reproducido antes de elaborar este texto.

La tarde de la cita, me dirigí con tiempo a recoger a Cuauhtémoc Medina, con quien escribo este
recuento. Intuitivamente sabía que ésta no debía ser una experiencia individual. Por un lado creo que
la idea de ir solo aun lugar desconocido en la ciudad de México al encuentro con una médium me
atemorizaba un poco, al mismo tiempo que me sentía poco preparado académicamente para
entrevistar a un personaje como Diego Rivera –quien por controversial resultaba interesante
entrevistar antes que a nadie. Dada la naturaleza del evento, se requerirían también al menos dos
testigos, o se me acusaría fácilmente dehaberlo inventado todo. Cuauhtémoc, aunque un tanto
incrédulo y burlón en relación a nuestra empresa, había aceptado unirse tras la negativa de otros
historiadores que encontraron la aventura idiota, peligrosa o de mal gusto. No sabía yo en aquel
momento, que sería precisamente él quien espontáneamente haría la mayoría de las preguntas en el

momento clave. Como la memoria es traicioneratambién decidimos escribir los siguientes párrafos a
cuatro manos ya que aquello que reside en el fonograma se ha convertido tan solo en el eco de lo
que en ese encuentro sucedió.
MGT

La Vida Secreta de Diego Rivera

Por Mario García Torres y Cuauhtémoc Medina

Lo que aquella tarde presenciamos podría no ser más que un monólogo teatral privado que si bien
pudo ser entretenido, resultóexcesivamente caro. Ninguno de los dos teníamos la menor intención de
creer en los poderes de la médium. Queríamos, más bien, ponerla a prueba, ocultando hasta donde
fuera posible que nuestro objeto de interés era el gordo Rivera. Sin embargo, al salir del evento
ambos acabamos un tanto amedrentados, por una experiencia que había sido mucho más inquietante
de lo que imaginamos.

La visita empezó conuna visión extraña, incluso en la ciudad de México. En la calle donde dejamos el
auto había un trasvesti acomodando y cuidando los carros. Él mismo nos dio las indicaciones a la
dirección: el edificio a donde nos dirigíamos era un clásico bloque seudo-moderno de los años 50,
con una fea pero duradera fachada de mosaicos, e interminables pasillos anónimos. Subíamos las
escaleras con ciertaansiedad acerca de qué y quién nos encontraríamos. Cuando habla mos con la
mujer por teléfono para ver la posibilidad de comunicarse con una persona del más allá, ella aseveró,
aparentemente atemorizada, que ese tipo de trabajos no los hacia todos los días. De hecho, nos hizo
esperar a confirmar la cita algunos días después, como si tuviera que consultarlo consigo misma. Sin
embargo, las llamadascon que la contactamos nunca pasaron de unos cuantos segundos. Nunca se
mencionó por teléfono el nombre, en qué tiempo había vivido ni los pormenores de la vida del pintor.

La única pregunta que hizo por teléfono consistía en saber si la persona tenía una relación familiar
con los solicitantes, lo que negamos. En realidad, no fue difícil vencer sus escrúpulos:

La médium era una mujer,...
tracking img