Obras de jose maria arguedas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (520 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL SUEÑO DE PONGO

Un hombrecito se encaminó a la casa- hacienda de su patrón.
Como era siervo iba a cumplir el turno de pongo, de sirviente.
El gran señor, patrón de la hacienda, no pudocontener la risa cuando el hombrecito lo saludó. “Eres gente u otra cosa” - le preguntó. Atemorizado, con los ojos helados, se quedó de pie.
- "¡A ver! -Dijo el patrón - por lo menos sabrá lavar ollassiquiera manejar la escoba. Con esas sus manos que parecen que no son nada”. Arrodillándose el pongo beso las manos al patrón y, todo agachado, siguió al mandón hasta la cocina. El hombrecito nohablaba con nadie, trabajaba callado; comía “Si, papacito; si mamacita”, era cuanto solía decir. El patrón martirizaba siempre al pongo, delante de toda la servidumbre.
Lo empujaba de la cabeza y obligabaa que se arrodillara.
- "Creo que eres perro, ¡Ladra! -le decía.
Trota de costado, como perro -seguía ordenándole el hacendado". El hombrecito sabía correr imitando a los perros pequeños de lapuna.
El patrón reía, de muy buena gana; la risa le sacudía todo el cuerpo.
Y así, todos los días, el patrón hacia revolcarse a su nuevo pongo, delante de la servidumbre.
Lo obligaba a reírse, afingir llanto. Lo entregó a la mofa de sus iguales los colonos. Pero una tarde ese hombrecito, habló muy claramente.
“Gran señor, dame tu licencia; padrecito mío, quiero hablarte" - dijo. El patrón nooyó lo que decía.
“¿Qué? ¿Tú eres quien ha hablado u otro?” – preguntó.
"Padre mío, señor mío – empezó a hablar el hombrecito- Soñé anoche que habíamos muerto los dos, juntos. Como éramos hombresmuertos, señor mío, aparecimos desnudos, los dos juntos, desnudos ante nuestro gran padre San Francisco, nos examinó con sus ojos que miran el corazón de cada uno y lo que éramos y lo que somos. Comohombre rico y grande, tú enfrentabas esos ojos, padre mío”. –“¿y entonces?” -preguntó el patrón.
-“Dueño mío: apenas nuestro padre San Francisco dio la orden, apareció un ángel, brillante como el...
tracking img