Origen del yo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1904 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Introducción
En el presente trabajo se intentará explicar las nociones de origen del yo para Hartmann, Kris y Loewenstein, a través de conceptos como fase indiferenciada y aparatos de autonomía primaria, entre otros, para luego explicar el lugar de la ambivalencia, las privaciones, el aprendizaje, el papel de la angustia y la defensa, en la formación y desarrollo del yo. Ello será articuladocon el aporte de Anna Freud, respecto del concepto de líneas de desarrollo. Para concluir haremos una reflexión, por un lado, acerca de qué es lo que une a los distintos autores teóricamente, y por otro, sobre la importancia de considerar las variaciones dentro de la normalidad.

Orígenes, formación y desarrollo del Yo
Hartmann, Kris y Loewenstein en su texto "Comentarios sobre la Formación dela Estructura Psíquica" (1946), plantean que no hay yo ni ello en los inicios, sino, que ambos serían producto de una diferenciación. Su hipótesis refiere a la existencia de lo que llaman fase indiferenciada, que consiste en un matriz común, a partir de la cual el ello y el yo se forman gradualmente. En dicha fase maduran mecanismos relacionados con la motilidad, la percepción y el pensamiento,que hasta entonces, constituyen rudimentos de funciones, siendo éstos posteriormente regulados por el yo. Estos son elementos congénitos que integran lo que Hartmann (1939) llama aparatos de autonomía primaria. Se trata de medios que garantizan la relación con la realidad exterior. Los autores mencionados anteriormente, establecen que tras la diferenciación, el hombre está provisto de un yo,constituyendo éste, el órgano especializado de adaptación (Hartmann, Kris y Loewenstein, 1946).
La diferenciación y la integración, refiriendo la primera a la especialización de una función y la segunda a la emergencia de ésta a partir de funciones de carácter previamente incoherente, están medianamente reguladas por la maduración en las primeras fases del desarrollo, es decir, que se dan más allá delas posibles influencias del medio. De todos modos, donde actúan las influencias de este, Hartmann (1939) afirma que existe un principio que ordena su interacción. Cuando se aceleran ciertos procesos integrativos, tiene lugar la patología.
Ello nos permite introducirnos en el texto de Anna Freud, “Normalidad y Patología en la Niñez” (1965), ya que justamente allí, se propone evaluar lostrastornos del desarrollo en relación a un proceso de desarrollo normal, ya que considera a la normalidad y la patología como extremos de un continuo. Es su interés en relación al pronóstico y la prevención, lo que la lleva a proponer el concepto de líneas de desarrollo, con el cual busca “la interacción básica entre el ello y el yo y sus distintos niveles de desarrollo, y también las secuencias de lasmismas de acuerdo con la edad” (Freud, A. 1965). El nivel alcanzado por el niño en las distintas líneas de desarrollo es el resultado de la compleja interconexión entre el desarrollo del yo, de los impulsos, del superyó y de sus relaciones con el medio. Estas, en conjunto, brindan un panorama de los logros y/o fracasos en el desarrollo de la personalidad, del niño en consideración.
Freud A.(1965) refiere al hecho de que en la normalidad se espera la correspondencia entre las distintas líneas de desarrollo, en el caso contrario, se originarían dificultades en la niñez. Según ella, influyen factores congénitos y ambientales, jugando un rol fundamental los intereses de la madre. Deberíamos considerar en este punto, la analogía con lo expuesto anteriormente, de la mano de Hartmann, Kris yLoewenstein (1946) en relación a las influencias de distintos factores en los procesos de formación y desarrollo del yo.
Además hallamos otro punto en común entre los distintos autores en lo que refiere a lo constitucional del yo. Así, Freud A. (1965) supone que en niños normales, las líneas de desarrollo constituyen posibilidades que poseen los niños, y ello podríamos pensarlo como análogo a lo...
tracking img