Osa de andara - el yeti europeo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 24 (5931 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL CASO DE LA OSA DE ÁNDARA
Autor: Fran Renedo Carrandi
Según datos que se conservan en obras literarias del S. XIX, existía, o tal vez, existe en el suroeste de Cantabria, un extraño ser, cuyo ámbito de influencia abarca la frontera con León y Asturias, por las faldas de los Picos de Europa. Se trataría, de resultar ciertos los comentarios, sucesos y numerosos testimonios de su avistamiento enaquel siglo, de uno de los eslabones perdidos de la evolución, que la naturaleza no supo incluir, si entre los seres humanos, o entre una desconocida raza bastante superior a las bestias ya catalogadas hasta aquel momento. Sin duda, esto nos trae inmediatamente a la memoria, otras “bestias”, con comportamientos y rasgos humanos, conocidas a nivel internacional, como puede ser el Yeticentroasiático o el Bigfoot norteamericano, así como otros de sus mismas características, esparcidos por todo el mundo, y encuadrados en un escurridizo territorio, situado entre el mito, (las creencias y la fantasía del folklore regional de cada lugar), o la realidad de unos asustados testigos, poseedores de relatos asombrosos, observaciones colectivas e incluso filmaciones de estos extraños seres en nuestraépoca. Nuestro país también es rico en esta fenomenología. Centrándonos primordialmente en el caso que se desarrolló en los Picos de Europa, en el extremo sur- occidental de Cantabria, comenzamos con una antigua crónica literaria: “De un último individuo de una tribu de vaqueros, hablase todavía en los pueblecillos de la región de Ándara, en los Picos de Europa; aun recuerdan los viejos la famosamujer (sic), a quien llamaban La Osa de Ándara”.

De un libro así titulado (La Osa de Ándara), escrito por Joaquín Fuste y Garcés y publicado en Madrid en 1875, el cual es mitad novela, mitad estudio psicológico de los habitantes de la zona, se pueden sacar los datos más precisos sobre el particular, así como un estudio de primera mano de este ejemplar no catalogado, al parecer semi-humano: “Sus carnes, cubiertas con una capa de suciedad endurecida, sus largas uñas, encorvadas como las de los águilas, sus pies anchos y cortos, que apenas se distinguen los dedos los unos de los otros, ni en longitud ni en volumen, sus manos encallecidas, su tronco redondo por una desmesurada obesidad y lo tosco de sus miembros, la asemejaban, en efecto, a una osa. Bajo un monte de pelo crespo, enmarañado,asomaban unos labios parecidos a un hocico, unos ojuelos brillantes, una nariz chata, una frente aplastada y estrecha y unos pómulos prominentes y angulosos”

Muchas de estas características en la descripción, guardan una total similitud con el estudio que los paleontólogos hacen del hombre de Neandertal, así como los relatos contemporáneos de este tipo de seres por todo el mundo, comoposteriormente veremos. Más tarde, concretamente en 1964, Adriano García Lomas, recoge, en su magnifica obra “Mitología y Supersticiones de Cantabria”, entre otras tantas recopilaciones de historias de La Montaña, la noticia de este apasionante ser, pero, si bien se hace eco de la obra publicada por Fuste y Garcés, también narra su propia experiencia con el trabajo de campo realizado por el mismo en elaño 1924, poniendo en boca de un aldeano de la zona: “Es la Osa de Ándara; la conozco mucho, y tanto, que solo de mi hace caso, y no siempre, esta fiera. Vive en el Grajal y Macondio, en verano, y las cavernas de la entrada de Ujo, por la parte de La Hermida, en invierno. Leche, castañas, raíces y maíz crudo son de ordinario sus alimentos. Excepción hecha de algunas crías que reserva para que nomengüe su pequeño rebaño, se regala en la primavera y el otoño, comiéndose crudos los cabritos que paren sus reses. Yo he visto devorar uno de esos animalitos: En aquel momento rugía como una verdadera fiera, y parecía que lanzaba chispas por los ojos. Va descendiendo de Ándara, a medida que la ahuyentan la nieve y los hielos; pero asciende desde La Hermida a medida que mejora el tiempo”. Parte...
tracking img