Panorama politico guatemalteco

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1603 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
PANORAMICA GENERAL DEL PROCESO ELECTORAL EN GUATEMALA
Guatemala arranca una vez más un polémico y prematuro proceso electoral donde un pastor evangélico, un militar, un ex mandatario, la esposa del presidente y la hija de un general golpista aparecen como posibles precandidatos presidenciales, aunque tres de ellos tienen impedimentos legales según expertos.
La esposa del presidente no puedeoptar al cargo. El artículo 186 de la Constitución claramente establece que no puede ser presidente por su grado de afinidad con el mandatario. Sandra Torres, esposa del mandatario socialdemócrata Álvaro Colom, junto con el ex presidente Álvaro Arzú (1996-2000) y Zury Ríos, hija del general golpista Efraín Ríos Montt, barajan la posibilidad de lanzarse a ocupar la Presidencia desde enero de 2012.
Laparticipación de Zury Ríos también está prohibida por el artículo 186 por ser pariente de un general golpista, mientras que Arzú no puede participar por prohibición expresa del artículo 187 de la Constitución, el cual impide la reelección presidencial en forma absoluta.
Los guatemaltecos deben elegir en septiembre de 2011 al presidente y el vicepresidente por los siguientes cuatro años, juntocon 153 diputados para el unicameral Congreso, 20 representantes ante el Parlamento Centroamericano, y 333 corporaciones municipales.
La controversia por ahora se centra en quienes están habilitados o no para aspirar a la Presidencia, donde más allá de lo que diga la letra constitucional, existen antecedentes para que en la opinión pública se hayan prendido las luces de alerta.
Aunque parecíaimposible, Ríos Montt fue candidato presidencial en 2003, pese a que la Constitución se lo prohibía expresamente por haber encabezado un golpe miliar en marzo de 1982 y haber gobernado en forma dictatorial durante 16 meses, en lo que fue un periodo dramático para los derechos humanos y cuyas secuelas aún perduran.
El artículo 186 de la carta magna guatemalteca establece que no puede ser presidente“el caudillo ni los jefes de un golpe de Estado” ni quienes tras haber alterado el orden constitucional “asuman la Jefatura de Gobierno”. Sin embargo, tras una batalla legal plagada de irregularidades, Ríos Montt pudo ser candidato, aunque resultó derrotado.
Aunque este antecedente, aparentemente, no debe preocupar. La sentencia donde se le permitió participar a Ríos Montt fue expulsada (anulada) dela jurisprudencia constitucional. En consecuencia, no puede ser invocada como un precedente.
Los aspirantes con impedimentos siguen, no obstante, su marcha. “Retomemos el camino”, ofrece en anuncios publicitarios el ex presidente Arzú, líder del derechista Partido Unionista y actual alcalde de Ciudad de Guatemala, quien ha admitido abiertamente su intención de regresar al poder.
Mientras tanto,Zury Ríos, proclamada como precandidata presidencial por el conservador Frente Republicano Guatemalteco, dijo el miércoles 10 que buscará el apoyo de las mujeres para lograr su propósito.
La esposa del presidente Colom, con gran influencia en la gobernante Unidad Nacional de la Esperanza, no ha admitido públicamente su intención, pero sus adversarios lo ven como un hecho y adjudican a ello susconstantes apariciones en televisión en actos oficiales.
Roxana Baldetti, del opositor Partido Patriota afirmó que Torres está utilizando todo el aparato del Estado para lanzar su candidatura presidencial, lo cual tildó de “ilegal e inmoral”.
Ni Torres, ni Arzú, ni Ríos pueden participar en la contienda electoral debido a prohibiciones expresas de la carta magna, pues esto sería “legalizar loilegal”.
La Constitución, elaborada en 1985 y reformada en 1993, logró cerrar la historia de golpes y dictaduras de Guatemala con el retorno a la democracia en 1986, y sentó las bases de la pacificación del país. Para ello, fijo mandatos cuatrienales improrrogables y medidas expresas contra la perpetuación en el poder y el retorno del golpismo.
La controversia no termina allí. La virtual campaña...
tracking img