Papiloscopia examen

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 35 (8534 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
NUEVA SOCIEDAD NRO.33, NOVIEMBRE-DICIEMBRE 1977, PP. 49-64

Reforma educativa Peruana: Necesidad y Esperanza
Chiappo, Leopoldo
Leopoldo Chiappo: Profesor Principal de la Universidad Peruana Cayetano Heredia. Ha sido consultor principal de la Ley Orgánica de la Universidad Peruana (Noviembre 1968-Febrero 1968), miembro del Consejo Directivo de la Comisión Nacional de Reforma Educativa hasta ladación de la Ley General de Educación, en febrero de 1972 Vice-Presidente y miembro del Consejo Superior de Educación hasta 13 de abril de 1976.

El objeto de este trabajo es analizar retrospectivamente por qué creíamos necesaria
y qué es lo que perseguíamos, respecto de una reforma de la educación en el Perú. Esta publicación se basa en la experiencia de haber participado en el procesorevolucionario peruano, en diversas publicaciones que hemos hecho a lo largo de siete años y cuatro meses, en los trabajos de preparación de las leyes educativas de la Reforma. Se trata de una exposición sintética del por qué y del para qué de la Reforma Educativa peruana. Y hay algo más: la visión crítica retrospectiva. No se trata de un balance de lo realizado, pues corresponde a otro trabajo. Aquínos limitamos a señalar las causas y los fines de la reforma. En general, creo que las causas subsisten y que los fines formulados pueden ser replanteados en algunos aspectos. La Reforma de la Educación fue un intento de gran envergadura en la historia peruana y latinoamericana. La coyuntura política favorecía plantear semejante intento. Ahora ésta ha cambiado. Persisten los problemas, sin embargo,que dieron lugar a la reforma: Es indudable que mientras los problemas persistan afectando a las masas populares, la reforma no puede morir como esperanza.

I. Los Vicios Tradicionales
Es verdad que a lo largo de la historia peruana han habido muchas reformas de la educación. Más aun, ha habido manía de reformar la educación; vicio explicable por el acostumbrado afán de los políticos criollosde borrar lo que el adversario caído ha hecho y presentarse como innovador. Ministro nuevo, plan de estudios nuevo, sin molestarse en verificar experimentalmente si el anterior plan ha sido eficaz o no; la fracción en el poder condenaba lo anterior sin siquiera observar si se había aplicado o no, ni esperar el tiempo para dejar prosperar los efectos y los resultados. Hablar, pues, de una nuevareforma de la educación podría parecer

NUEVA SOCIEDAD NRO.33, NOVIEMBRE-DICIEMBRE 1977, PP. 49-64

parte de la inveterada rutina de nuestra política o, si se quiere, de nuestra falta de política educativa. Las reformas tradicionales no tocaron sino la superficie de la realidad del proceso educativo. Simplemente eran reformas de programas y planes de estudios, adopción de los procedimientos demoda, improvisada extensión cuantitativa de la cobertura escolar o febril construcción de edificios, especialmente los destinados a palacios burocráticos. Es decir, las reformas eran planteadas con una estrechez de miras, puramente "pedagogistas", bajo la tutela de misiones extranjeras que importaban recetas técnico-pedagógicas con el correspondiente contrabando ideológico con fines políticos ycomerciales. Nunca hubo un estudio previo y serio de nuestra realidad, salvo el caso del inventario educativo del gran maestro e historiador Jorge Basadre, única excepción ilustre en un desierto de improvisación y de desquites políticos. A veces se consultaba a ilustres pensadores como Honorio Delgado y Mariano Ibérico para plantear innovaciones en los planes de estudio, pero esto constituía rarezasingular, aunque de corto alcance, en medio de la predominante mediocridad de los funcionarios y docentes. Mientras tanto nadie se ocupaba de reflexionar seriamente y de poner en práctica las observaciones y las ideas que sobre la realidad peruana y la realidad educativa había publicado José Carlos Mariategui en sus 7 Ensayos sobre la Realidad Peruana. Más bien, Mariategui fue deliberadamente...
tracking img