Para que son los negocios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 23 (5666 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El factor social
20 02

LO MEJOR DE HBR

“Una buena empresa es una comunidad que cuenta con un propósito”. De esta forma el filósofo de los negocios Charles Handy sintetizó en este influyente artículo de 2002 su visión de cómo deberían concebirse las empresas en la economía del conocimiento, realizando una aguda crítica del modelo de capitalismo bursátil imperante en el mundo anglosajón. Alplantear la pregunta más importante de toda actividad empresarial –¿para qué son los negocios y, sobre todo, para quiénes?–, Handy pone de relieve algunas perspectivas éticas fundamentales que las corporaciones parecen haber olvidado en su afán por aumentar el valor para los accionistas. Para el autor, una compañía ya no es un pedazo de propiedad; su valor reside cada vez más en los empleados queaportan su tiempo y talento, y no sólo en los inversionistas que contribuyen temporalmente su dinero. En la medida que las empresas sean entendidas como una comunidad cuyos miembros tienen derechos y necesidades, podrán encontrar un sentido que las impulse a buscar beneficios de formas que representen un aporte al progreso social, y recobrar su legitimidad ante la opinión pública.

¿Para qué sonlos negocios?
por Charles Handy Los últimos escándalos corporativos obligan a plantearse nuevamente la pregunta más fundamental de todas.

¿

erá posible que los capitalistas lleguen a echar abajo el capitalismo? A principios de este año, un periodista del New York Times formulaba esa pregunta a medida que se acumulaban uno tras otro los escándalos contables en algunas grandes empresasestadounidenses. Su conclusión era que no, que probablemente no. Unas pocas manzanas podridas no lograrían contaminar al resto, los mercados sabrían separar las buenas de las malas y luego el mundo seguiría marchando como antes. No todo el mundo es tan complaciente. Los mercados descansan en reglas y leyes, y éstas a su vez se basan en

S

la verdad y la confianza. Basta que se oculte la verdad o sesocave la confianza para que el juego resulte tan poco confiable que nadie quiera participar en él. Si la gente común y corriente encuentra otros lugares donde poner su dinero –quizás en su casa o bajo el colchón–, los mercados se quedarán vacíos y los precios de las acciones se derrumbarán. Se habrá socavado la gran virtud del capitalismo, que consiste en permitir que el ahorro de la gente se usepara generar riqueza; si sucediera algo así tendríamos que confiar cada vez más en el gobierno para la creación de riqueza, algo que ha hecho notoriamente mal. Estos escenarios extremos habrían
harvard business review

1

¿Para qué son los nego cios? • L O M E J O R D E H B R

sido para la risa hace pocos años, cuando parecía tan evidente el éxito del capitalismo al estilo estadounidense, peronadie debería reírse ahora. En los últimos escándalos, la verdad fue sacrificada en aras de la conveniencia y la necesidad (como la entendían las empresas) de asegurar a los mercados que se iban a alcanzar las utilidades anunciadas. John May, analista bursátil de un servicio estadounidense para inversionistas, puntualizó que los anuncios proforma de utilidades que hicieron las 100 mayores empresasdel Nasdaq en los primeros nueve meses de 2001 sobrepasaron las ganancias efectivas y auditadas en US$ 100.000 millones. Y ahora parece que incluso las cuentas auditadas a menudo mostraron las cosas mejor de lo que realmente eran. La confianza, además, es muy frágil. Es como una pieza de porcelana, que una vez que se rompe nunca vuelve a ser la misma. Y la confianza depositada por la gente en lasempresas, y en quienes las lideran, se está resquebrajando. Muchas personas sienten que los directivos no dirigen sus empresas en beneficio del consumidor, ni siquiera en el de sus accionistas o empleados, sino sólo por ambición personal y buscando su propio beneficio económico. Una encuesta realizada a principios de este año por Gallup descubrió que 90% de los estadounidenses sentía que no podía...
tracking img