Pederatia en la iglesia catolica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 27 (6630 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 20 de octubre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
COLEGIO DE CIENCIAS Y HUMANIDADES.
PLANTEL AZCAPOTZALCO.

“PEDERASTIA EN LA IGLESIA CATÓLICA”

ALUMNAS: >ANDRES CARRASCO LARISSA
>CESPEDES
> GUZMAN LÓPEZ DIANA ITZEL
>BLANCA
>MICHAUS MARTINEZ J. SAMANTHA

ASIGNATURA: TALLER DE LECTURA Y REDACCIÓN IV

I.ANTECEDENTES
A. Pedofilia y pederastia
El abuso sexual hacia un menor se le denomina un acto pedófilo o pederasta; el área de la salud mental es así como lo nombra. La definición del diccionario nos refieren a lo siguiente: Pederastia (del griego paiderastís, de paidí, niño; y erasto, amante). La pederastia es la practica sexual de con niños menores. Por otro ámbito la pedofilia es la atracción sexual deladulto por niñas y niños.
La palabra pedofilia definida por el psiquiatra suizo Auguste Forel en 1905 como: “La atracción erótica, caracterizada por el impulso para llevar acabo actos sexuales anómalos entre un adulto y un niño o niña”. Esto nos conduce a decir que el pedófilo es el hombre o mujer que abusa sexualmente de un o varios infantes y el pederasta el hombre que abusa sexualmente a niñosde su mismo sexo (Si el pederasta es homosexual).1
Hasta no hace demasiado tiempo el abuso sexual infantil era un asunto bastante desconocido. En este sentido es justo reconocer que hemos avanzado mucho, lo que en ningún caso debe hacernos perder de vista el camino que aún queda por recorrer.
En la actualidad raro es el día en que no aparece en los medios de comunicación algún nuevo caso de abusosexual infantil (ASI), sobre todo relacionado con las redes de pederastia que actúan y proliferan cada vez más en la red. Cierto es que también se habla de otros casos de ASI, sin embargo a veces tengo la impresión de que se está trasmitiendo la idea de que internet es un lugar peligroso, y que buena parte de los abusos sexuales están relacionados con esta nueva realidad tecnológica. Me proclamocomo uno de los más interesados a la hora de desmentirlo, primero porque ha sido gracias a internet que se han podido abrir asociaciones por toda España; asociaciones que se ocupan de los niños y de los adultos que en su día fueron víctimas de esta lacra, y segundo porque también gracias a la red existe un foro internacional que lleva funcionando casi seis años y que agrupa a más de dos milafectados, sirviéndoles de ayuda, de apoyo y de información constante y veraz.
Quizá lo más importante y que convendría dejar claro es que el conocimiento que ahora podemos tener sobre este asunto es un tanto equívoco. La sociedad sigue dando por ciertos demasiados conceptos erróneos, y éste es uno de ellos. Los casos de pederastia son la punta del iceberg de un problema que ha existido siempre. Algunasveces me han preguntado si creo que ahora hay más casos que antes. La respuesta es no, al menos no proporcionalmente; lo que hay ahora es más información. Pero volviendo al iceberg debo remarcar que su parte oculta, la de mayores dimensiones, es la familia y el entorno más cercano al menor. Basándome en mis propias cifras, extraídas de encuestas efectuadas en el foro, puedo apuntar queaproximadamente un 60% de los abusos se perpetran en el entorno familiar, un 30% proceden de conocidos con acceso al menor (maestros, sacerdotes, amigos de la familia…) y apenas un 10% se lleva a cabo por extraños.
No digo que en un futuro más o menos próximo estas cifras deban revisarse y modificarse al alza, incluso es muy probable que ya se estén alterando en el presente, aún así las cifras no distanmucho de las que acabo de mencionar. No debemos caer en la ingenuidad; si la tecnología puede servirnos como un instrumento para hacer el bien, también puede utilizarse para todo lo contrario.
Muchas veces se habla de pederastas y de pedófilos indistintamente, como si se tratara de lo mismo. Por desgracia ya se han convertido en términos de uso habitual en nuestro vocabulario cotidiano, sin embargo...
tracking img