Peni

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 403 (100581 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Las viejas cárceles: Evolución... principal


Cursos, Seminarios - Información Gral - Investigación - Libros y Artículos - Doctrina Gral - Bibliografía - Jurisprudencia - Miscelánea - Curriculum - Lecciones de Derecho Penal - Buscador



Las viejas cárceles: Evolución de las garantías regimentales
Por ENRIQUE SANZ DELGADO
Prof. Ayudantede Derecho penal. Universidad de Alcalá
Publicado en Anuario de Derecho Penal y Ciencias Penales, Tomo LVI (2004), pp. 253-352

inicio

SUMARIO: Introducción. I. Indicando el camino reformador: Los prácticos españoles del s. XVI. I. 1. Aportaciones de reforma en el ámbito carcelario. II. La “iniciativa social”. Las asociaciones ciudadanas en favor de los presos. III.Objetivos humanitaristas y manifestaciones legales reformadoras en las cárceles. La proscripción de los abusos y del carcelaje. IV. Las visitas a cárceles. V. La abolición del tormento y otras disposiciones dignas de mención. VI. La continuidad en las inquietudes e intentos reformistas ciudadanos. Iniciativas de la Sociedad Filantrópica. La voluntad legislativa en la normativa. Exposiciones de motivosde interés humanitarista. VII. La reforma resultante: la delusoria cárcel modelo de Madrid. VIII. Conclusiones.


INTRODUCCIÓN

“Lugares donde retener a la persona acusada o culpable de haber cometido un delito han existido siempre. Lo que ha variado, en mutación progresiva, ha sido su concepción”[1]. La sintética y reiterada expresión del hoy catedrático de Alcalá, ilustrativa de unafunción y de la evolución del encierro hacia la pena privativa de libertad como instrumento punitivo protagonista[2], instruye acerca de la necesidad y utilidad de un medio, hasta entonces de preeminencia custodial para la pena o para el proceso. Ha evolucionado el mecanismo conceptual y con ello el instrumento, conformando junto a la estabilidad secular de los propósitos de reforma ciudadanos einstitucionales, el objeto de la exposición histórico-legislativa de las líneas que siguen.

La indudable pluralidad de cuestiones relativas a las viejas cárceles, exige, en cualquier caso, una limitación del objeto de estudio a ciertas parcelas regimentales, que han permanecido vinculadas a medidas legislativas e iniciativas reformadoras durante centurias, y favorecieron efectivamente, desde unaperspectiva actual, la protección de los más indispensables derechos de los presos. Disposiciones que, para mejor comprensión del interés y de la técnica del legislador, se trasladan hoy en su diversidad y amplitud al texto. Así, se enfocan de seguido cuestiones parciales como las relativas a la habitabilidad en los lugares de encierro; las medidas profilácticas de separación en interés de lasalubridad e higiene; las referidas a la abolición del carcelaje o del tormento; las visitas y el control judicial de los establecimientos penales; y la secuela final material que se contempla en los albores del s. XX, en la cárcel modelo de Madrid, en la celular de Barcelona, y en el diseño normativo resultante de la actividad reformadora aludida, hasta la promulgación del integral y ya cercano a laactualidad, en técnica y fundamentación legislativa, Real Decreto de 1913.

Si como bien ha expresado Bueno Arús, la claridad de los principios y reglas actuales de las normas del Consejo de Europa, relativas a la privación de libertad, “no son sino concreción de persistentes elaboraciones doctrinales a lo largo de dos siglos”[3], tal paulatina transformación se perfila, con prioridad y claridaden nuestro singular entorno legislativo, al margen de otras manifestaciones foráneas, a partir del análisis ilustrado de la penalidad llevado a cabo por el jurisconsulto Manuel de Lardizábal. Se vislumbran en su obra, además de las subsistentes penas de presidios, arsenales y trabajos públicos, otras posibilidades reclusivas preexistentes, aun de menor incidencia práctica[4]. De este modo, no...
tracking img