Pensamiento político y educación en américa latina visto desde la filosofía antropológica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 21 (5188 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Pensamiento Político y Educación en América Latina Visto desde la Filosofía Antropológica

Autor:
Dr. Miguel Patacón Nieves
miguelpatacon_@hotmail.com

Universidad de Carabobo. Valencia estado Carabobo, Venezuela. Facultad de Ciencias de la Educación. Departamento de Filosofía.

Profesor Titular. Doctor en Ciencias de la Educación (USM). Magíster en Investigación Educativa (UC).Licenciado en Educación (UC). PPI. Ponente en Congresos Nacionales e Internacionales, Ensayista y Articulista.

Ensayo

Pensamiento Político y Educación en América Latina Visto desde la Filosofía Antropológica

RESUMEN

Este trabajo intenta evaluar el impacto del pensamiento político, educativo y social, partiendo desde la filosófica antropológica como argumento teórico en la descripción de loscambios en la política latinoamericana y venezolana en particular, en virtud del surgimiento de nuevas formas paradigmáticas donde la participación del sujeto pedagógico es de extrema importancia. Esta participación, se determina como un hecho obligatorio en todas las áreas del conocimiento. La intelectualidad latinoamericana y en especial la venezolana, motivado por los cambios volátiles que sesuscitan en el tejido societal; están predestinados a asumir roles de importancia opinática, en virtud de las distintas fenomenologías que presenta el país nacional. El estudio presentado, indaga teóricamente desde dos aristas: el racionalismo-pragmatismo, cuya discursiva se fundamenta en la concepción de la racionalidad utilitarista y su influencia en el sujeto, versus la denuncia devenida deldesgarramiento del humanismo y de la reinterpretación de lo existencial-humano.

Palabras clave: Filosofía, Educación, Sujeto-pedagógico, Pragmatismo, Política.
Pensamiento Político y Educación en América Latina Visto desde la Filosofía Antropológica
Desde la antigüedad y como consecuencia del desarrollo social van surgiendo nuevas fenomenologías, producto de nuevas realidades y nuevas formas depensamiento que las interpretan y las explican. De este modo, el desarrollo social evolutivo nos habla de períodos históricos caracterizados por prácticas sociales que los definen y que están sustentadas en determinados tipos de discursos que las ordenan. Es así como en la vida diaria, el sujeto se ve atrapado por muchas cosas derivadas de su trabajo, de su estudio, de sus intereses particulares yprofesionales y, cuando se dice “particulares”, el elemento antropológico es determinante; máxime cuando éste es profesional; en este caso se habla de la Filosofía de la Educación, en razón que la misma permite al sujeto las construcciones de diferentes concepciones de mundo. La filosofía es entonces, el trazo que rompe y rasga los moldes contemporáneos actuales y se declara también confusa, consus dudas y debilidades, en constante rebeldía y búsqueda. Un orgullo íntimo la sostiene, una ambición de serenidad la traspasa, todo ello mixturiza y panoramiza los problemas de la organización social y política; en fin, de múltiples actividades que la vida social exige y que implican una especial dedicación y preocupación. Pero, a pesar de realizar tareas tanto manuales como mecanizadas definidaspor el conjunto de rutinas y prácticas cotidianas, se va poco a poco perdiendo y sin darse cuenta la raíz misma del ser y de la actividad social. Básicamente el hombre se pierde a sí mismo, ya casi ni se reconoce, ocupándose de todos se olvida de lo más importante: su propio ser, su humanidad. Surgen las ineludibles preguntas: ¿Qué o quiénes somos? ¿Quién es el hombre? ¿Qué es la educación? ¿Es unproceso civilizatorio? ¿Tiene algún sentido la vida humana? ¿Cuáles son o cuáles deben ser los objetivos básicos de nuestra efervescente actividad?
Todos estos problemas, aunque están en la base de la vida humana, o mejor dicho, de la cotidianidad, se han ocultado por el trajín rutinario de la actividad monótona o por las condiciones inhumanas de trabajo. El hombre ya no se interroga a sí...
tracking img