Periodista

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1598 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El arte contemporáneo y la reinvención constante de la belleza
Reflexión a propósito del texto de Maderuelo
Por: Juan Esteban Valencia
A mi modo de ver, uno de los asuntos más importantes qué suscita el texto de Maderuelo, es la necesaria perdida de cánones dogmáticos del arte, cuando este haceinmersión en categorías abstractas que trascienden las representaciones comunes y corrientes. A lo largo del tiempo, dichas representaciones solían desplegar y dar cuenta de la percepción de un mundo poco transfigurado, en el que el antropocentrismo y las formas de lo humano eran, por lo demás, los ejes sobre los cuales giraban todas las reflexiones expuestas; fueran estas de índole religioso,mitológico, o simples descripciones de la vida cotidiana.
Toda esta perdida, se hizo patente cuando la escultura junto con su concepción de belleza clásica y casi arquetípica, quedo rezagada ante el aluvión de vanguardias que tambalearon los paradigmas sobre los cuales se aposentaron durante tanto tiempo las teorías de la estética.
El arte en su definición, es sencillamente un producto capaz deprocurar a un productor un goce activo y hacer nacer una impresión agradable en cierto número de espectadores o de oyentes, con independencia de toda consideración de utilidad práctica.
Todas las definiciones propuestas por los tratadistas de estética conducen a dos principios opuestos. El primero es que la belleza existe por sí misma, que es una manifestación de lo absoluto, de lo perfecto, de Dios.Por lo segundo, la belleza es solamente un placer especial que sentimos en ocasiones, sin tener para nada en cuenta el sentimiento de las ventajas que puede producirnos.
Así que sólo existen dos definiciones de la belleza una objetiva y otra sencilla e inteligible. Por una parte la belleza parece algo sublime y sobrenatural, pero indefinido, por otra parte se muestra como una especie de placerdesinteresado, que experimentamos. Desde el punto de vista subjetivo, lo que llamamos belleza es todo lo que nos produce un placer. Y desde el punto de vista objetivo es una cierta perfección.
Todas las tentativas de intentar definir belleza absoluta, o no definir nada o sólo definir algunos rasgos de ciertas producciones artísticas, y no se extienden a todo cuanto se considera y se ha consideradocomo formando parte del dominio artístico. No hay una sola definición objetiva de la belleza. Las que existen llegan todas a la misma definición subjetiva, que quiere que el arte exteriorice la belleza, y que esta sea la que gusta. Se da por bueno un canon de arte según el cual se reputan obras artísticas aquellas que tienen la dicha de gustar a ciertas clases sociales y a consecuencia de ello, lasleyes de la estética deben componérselas de tal modo que abracen la totalidad de las obras.
Todas las obras de estética están edificadas bajo una definición de arte verdadero, y para decidir luego lo que es o no un buen arte, se citan a priori como obras de arte, cierto número de obras que por determinadas razones, gustan a una parte del público, y después se inventa una definición de arte quepueda comprender todas estas obras. Sea cual sea el nuevo frenesí que aparezca en el arte, en cuanto lo adoptan las clases superiores de nuestra sociedad, se inventa una teoría para explicarla y sancionarla, como si nunca algunos grupos sociales hubieran tomado por arte verdadero lo que era falso arte, deforme, vacío de sentido, y que no dejó huellas ni discípulos tras de sí.
La teoría del artefundado sobre la belleza, tal como nos la expone la estética, no es, en suma, otra cosa que la inclusión en la categoría de cosas buenas de una cosa que nos agradó o que nos agrada aún. Si decimos que el fin de cierta forma de actividad consiste en nuestro placer y definimos esta actividad por el placer que nos proporciona, tal definición será forzosamente inexacta. Esto es lo que ha ocurrido...
tracking img