Pierre menard, autor del quijote

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3244 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
2. Descripción de Pierre Menard a partir de su “obra visible”
Casi podríamos referirnos a Pierre Menard como el autor postsimbolista que tuvo la idea de reinventar el Quijote palabra por palabra. Sin duda alguna, pensaríamos esto si no fuera porque estos datos son un simple artífice de verosimilitud entretejidos por Borges, que encontramos en muchas ocasiones en Ficciones. Así pues, PierreMenard podría haber existido tranquilamente, ya que su creador se esmera en rectificar el catálogo de su “obra visible”, aunque no real, y esto le permite hablar de su otra obra subterránea, la interminablemente heroica, la impar, la que consta de los capítulos IX y XXXVIII de la primera parte del Don Quijote y de un fragmento del capítulo XXII.
Aún así, el catálogo representa mucho más que unasimple excusa para referirse a esta última obra subterránea; es una descripción de Menard a partir de sus gustos literarios. Podríamos pensar que esta caracterización del personaje podría ser vaga o imprecisa, no obstante, es todo lo contrario según Bioy Casares: la biografía esencial del escritor, su retrato más económico y fiel. El propio narrador, con tal de camuflar su verdadera intención, seexcusará en una nota a pie de página por no hacer una descripción más detallada del personaje, ya que la baronesa de Bacourt y Carolas Hourcade se encargan de ello. De hecho, esta nota del autor es una alusión a las verdaderas opiniones del Borges autor sobre las descripciones psicológicas de la novela realista. En 1940, en el prólogo que elabora Borges para la novela de Bioy Casares La invención deMorel, crea un manifiesto sobre su propia poética de la narrativa:
La novela psicológica quiere ser también novela realista: prefiere que olvidemos su carácter de artificio verbal y hace de toda vana precisión (o de toda lánguida vaguedad) un nuevo toque verosímil.
Borges es capaz mediante su prodigioso estilo precisar solamente aquellos aspectos que leinteresan de su personaje. El catálogo de las obras de Pierre Menard no sólo le permite al autor indagar en su obra inconclusa, sino que además le permite hacer más verosímil y creíble su existencia. Tal como dice Steiner: Pierre Menard se encuentra ante nosotros, momentáneamente sustancial y plausible, mediante el catálogo inventado se obra visible; a su vez, cada número del catálogo tiene que verdirectamente con el significado de la parábola.
Por otra parte al catálogo se le suman una serie de personajes relacionados con la vida y la descripción de Pierre Menard, confinado en las tertulias literarias de la clase alta de la ciudad de Nîmes.

2.1 El catálogo
El catálogo le servirá al narrador para hacer una sencilla descripción del personaje: un simbolista de Nîmes, devoto esencialmente dePoe, que engendró a Baudelaire, que engendró a Mallarmé, que engendró a Valéry, que engendró a Edmond Teste. Pero además contiene una serie de características autobiográficas entre el propio Borges y su personaje, como la afinidad en los gustos literarios o la destrucción de algunos borradores. No obstante, Borges insistió a menudo en “su otro yo”, en el Borges escritor en las diferentesapariencias en que éste ultimo adopta en cada relato:
En mis cuentos yo tengo la impresión de que no hay personajes, se entiende que soy yo ligeramente disfrazado. Es decir casi sin disfraz diríamos. Porque todo lo que yo escribo es autobiográfico, es decir, todo cuento mío, aunque sea fantástico, corresponde a una experiencia personal, sobre todo a una pasión personal.
Desde la primera obra del catálogode Menard vemos su admiración por Paul Valéry, puesto que es un soneto simbolista que apareció dos veces en la revista La con que, revista en la cual Valéry publicó también algunas de su primeras creaciones como poeta, aunque en fechas anteriores. Y del mismo modo Borges hace este homenaje al autor francés en su ensayo Valéry como símbolo que encontramos en Otras inquisiciones (1952). Otra de...
tracking img