Podar el árbol

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (877 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La urgente necesidad de podar el árbol
Juan Gajardo Quintana
Consultar a la ciudadanía -la masa manipulada por los medios de comunicación- acerca de temas relevantes, pero especializados,constituye un buen ejercicio para tomar acertadas decisiones políticas de carácter coyuntural, pero no significa una guía acertada y propicia para implementar buenas soluciones que a la postre se traduzcan enbeneficio y desarrollo para la sociedad. Esto es porque las tendencias representan las percepciones de “la gente” en un momento determinado y, obviamente, apreciaciones impresionistas, cuyas bases senutren en los temores, gustos y desinformación del opinante y en ningún caso, en su conocimiento y dominio del tema. En otras palabras, son preferencias nacidas de las vísceras y no del cerebro y lareflexión. Sin embargo, llega a ser monstruoso el pánico en que caen los personajes e instituciones que se nutren del “rating” para su supervivencia. Cuando un país cae en la encuestocracia, estácondenado a andar dando tumbos por los siglos de los siglos. Pero la tentación, y la necesidad, es tan grande, que para asumir medidas de grande o poca envergadura, el oído y la atención están prontosa inclinarse al sentir de la muchedumbre, expresado mediante consultas justificadas por la disciplina que todo lo explica y justifica: la estadística. Pero, existe proporción ninguna, entrepreguntas tales como-en el tema de la educación, por ejemplo- “¿Se siente acogido por el director?”, con esta otra: “¿Cuál es la solución para elevar la calidad del servicio educativo?”. Evidentemente, hayun abismo en las competencias requeridas para responder esas dos consultas. No obstante, existe también la tendencia de valorar los resultados en ambos tipos de dominios, como si fuera la palabrainspirada, puesto que interpretan “lo que quiere la gente”. Para el individuo lúcido no escapa que todo se reduce a un, digamos, ingenioso juego de oportunidades, en que las cartas deben ser jugadas de...
tracking img