Principios de la administración científica :frederick taylor - administración industrial y general: henri fayol

PRINCIPIOS DE LA ADMINISTRACIÓN CIENTÍFICA

FREDERICK WINSLOW TAYLOR

Prólogo de Hermann Hrrz Lender

*********************************

ADMINISTRACIÓN INDUSTRIAL Y GENERAL

HENRI FAYOL

[pic]

HERRERO HERMANOS, SUCS.. S. A. MÉXICO

ÍNDICEPrólogo .............................. 3

PRINCIPIOS DE LA ADMINISTRACIÓN CIENTÍFICA

Introducción ........................... .13
CAPITULO 1
Fundamentos de la Administración
Científica ........................... 17
CAPITULO 2
Principios de la Administración ................ 34

ADMINISTRACIÓN INDUSTRIAL Y GENERAL

Introducción ........................... 125

PRIMERA PARTENecesidad y posibilidad de una enseñanza de la administración

CAPITULO 1
Definición de la Administración ............... 129

CAPITULO 2
Importancia relativa de las
diversas capacidades que
constituyen el valor del personal
de las empresas ...................... 134

CAPITULO 3
Necesidad y posibilidad de una
enseñanza de la Administración .............. 144

SEGUNDAPARTE

Principios y elementos de la administración

CAPITULO 1
Principios generales de la
Administración ....................... 151

CAPITULO 2
Elementos de la Administración 1o. Previsión, 2o. Organización, 3o. Dirección, 4o. Coordinación, 5o. Control ......................... 179

Apéndice ............................ 264

PROLOGO

¡Dichoso de ti, hermano, que has adquiridoeste tomo! Bendeciros este día cuando estés absorbiendo su contenido. Y dirás como yo: soy mejor, más prudente, más útil, más denodado, desde que entró esta obra en mi vida.
Este libro podrá darte un ideal que cambiará el curso de tu vida. Puede darte una nueva filosofía, la de una existencia llena de satisfacción y alegría. Y puede acelerar tu ascenso en la pirámide social.
"LOS PRINCIPIOS DELA ADMINISTRACIÓN CIENTÍFICA" Se publicó por Vez primera en 1911. Pocos años después la obra adquirió jama mundial, y se encontraba traducida a varios idiomas.
Medio siglo ha pasado. Pero el mensaje de Taylor es tan profundo, vigoroso, viril y valiente, que el tiempo no puede dañarlo. Es una de las grandes obras imperecederas. Y sus enseñanzas tienen todavía mayor importancia hoy de la quetenían para sus contemporáneos.
La revolución industrial, cada día más impetuosa, pone en peligro la existencia de todos. O se opera pronto la indispensable evolución "desde arriba", o sobrevendrá la cruel revolución "desde abajo".
Hace cincuenta años que Frederick Winslow Taylor enseñó a la Humanidad entera un modo sencillo de solucionar ese tremendo problema social. Sólo necesitamos estudiar lasbreves exposiciones de su -filosofía y poner ésta en práctica.
Con su libro, Taylor echó los firmes cimientos de la nueva ciencia del trabajo, que antes de terminar nuestro siglo será la rama más fructífera del árbol de la ciencia. Existen ya muchas excelentes obras sobre el eficiente manejo del trabajo. Pero todo cuanto se encuentra escrito está basado en las ideas, la filosofía y los principiosfundamentales expuestos por Taylor en esta obra.
Este rudo pionero luchaba por sus ideas lo mismo con los obreros, que con los directores y líderes sindicalistas. Su extremado sentido justiciero lo impulsaba sin cesar a establecer correctas relaciones en todo trabajo.
Laborando estrechamente con los obreros, se dio cuenta de su miserable vida y del injusto trato social que recibían. Ya retiradodel trabajo práctico escribió a este respecto: "Es horrible vivir con los obreros, ver en sus ojos todo el día la hostilidad y sentir que cada uno es un enemigo. Estaba resuelto a abandonar el trabajo industrial y emprender otra carrera. O hallar yo mismo el remedio para esta insoportable condición."
Y ciertamente Frederick Winslow Taylor halló el remedio. Mediante su bien intencionada...
tracking img