Recetas contra la prisa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (728 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
“Recetas Contra La Prisa”
Tal como està organizado el mundo en que vivimos, todo a nuestro alrededor parece gritar el unìsono pidiendo urgencia y muchas cosas resultan materialmente imposible dejarde hacerlas deprisa. Ahora bien, el hacer las cosas deprisa lleva consigo una angustia en el que las hace que impide hacerlas bien, es decir, con la atención necesaria.
Este tener prisa ha llegado aser una sensación casi física, como las de hambre, frio o dolor de muelas. Esto es lo grave, ya que, independientemente de lo aprisa o despacio que haya que hacer las cosas, uno siempre tiene prisa.Ya esta metida en el organismo, donde se ha ido desarrollando como una enfermedad.
La prisa, en tanto resultado de la organización del mundo, puede llegar a tomarse como inevitable; no obstante, laprisa en cada individuo, la acelaraciòn psicológica que casi permanentemente perturba nuestro actuar es una enfermedad que, como todas, tiene su tratamiento. Sin embargo, el único tratamiento eficazcontra la prisa exige una constancia y dedicación tan absolutas, que desanimarà a muchos, ya que la gente tiende a cancelar cuestiones o a archivarlas: es decir, a olvidarlas.
Pero, dado que la prisanos amenaza siempre, es natural que la precaución contra ella sea también continua; es decir, que no bastarà tener conciencia de unas determinadas normas, equivalentes a “píldora” que se toman despuésde cada comida, sino que habrá que mantener y renovar tal conciencia, porque esas normas nada serìan sin la voluntad de aplicarlas a cada instante.
Se trata esencialmente de liberar nuestropensamiento de la confusión que la prisa produce. Se puede dejar que la prisa invada nuestras piernas, nuestros brazos; que alcance todos los miembros eficaces para servirla. En cambio, hay que poner a salvonuestra mente, en cuyo terreno la prisa hace sus verdaderos y mas lamentables estragos, ya que puede llegar a sustituir al pensamiento. Cuanta màs prisa tenemos, menos nos damos cuenta de por què la...
tracking img