Relacion afectiva madre e hijo en el primer año

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2315 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Relación madre e hijo
En la actualidad, todos los especialistas están de acuerdo en señalar la importancia de los intercambios afectivos del bebé con su madre en el panorama general del desarrollo del niño. Hay que retroceder hasta la vida intrauterina para hallar las primeras sensaciones que el niño recibe de su madre: olores, ritmos fisiológicos, latido cardiaco, movimientos voces, etc. Sinduda son sensaciones percibidas por el feto, pero sólo después del nacimiento empiezan a coordinarse entre sí para formar la imagen del objeto amado (madre). Cuando la madre llega con su hijo a casa tras el parto, le saltan inseguridades, temores, surgen cada día dudas nuevas relacionadas con la salud del bebé, las comidas, el llanto, el sueño etc. En algunas madres hay mucho desconocimiento sobrecómo tratar al recién nacido. Ante esto, los padres deben tener en cuenta que es muy importante aprender a observarlo y conocerlo para que se produzca una buena comunicación con el niño, se desarrollen sentimientos de seguridad y confianza y sobre todo hay que intentar proporcionarle un buen desarrollo afectivo y psicológico.
En los primeros tres meses el desarrollo afectivo del bebé tiene lugarbajo el signo de la pasividad. La única demostración afectiva del lactante es la expresión del placer mismo que le causa: el sosiego, la calma y posteriormente, el sueño relajado después del biberón o de tomar el pecho. Aunque el bebé tiene muchas formas de comunicarse, a través del llanto, balbuceos, posturas, gestos,… ante la mirada de la madre se queda fascinado. Todo esto tiene que irdescubriéndolo la madre poco a poco ya que es fundamental para entender a su hijo y mejorar la comunicación con él. Al principio, a muchas madres les cuesta entender a su bebé y no saben cómo tienen que tratarle en cada momento. Esto es algo que con el tiempo y paciencia se supera, lo importante es la naturalidad y saber esperar el tiempo prudente hasta alcanzar ese conocimiento mutuo, a partir deentonces todo será mucho más sencillo. El bebé es capaz de reconocer a su madre a través del olfato y el oído, y la madre no debe nunca olvidar que la persona más querida para el niño es ella. La mayoría de las sonrisas son para la madre, y cuando está presente aumenta la actividad del niño, ya que está impaciente por estar a su lado.
Aunque algunos autores consignan ya desde los primeros días devida la presencia de la sonrisa. Opinan que de algún modo, parece revelarse en el neonato el ansia de comunicación con sus semejantes, y la sonrisa es una respuesta genuina. Es a partir del segundo mes que la sonrisa del bebé es una graciosa reacción a la imagen del rostro materno. Pero hasta entonces, el bebé no deja de crear relaciones significativas con su madre. Al recibir el pecho o biberón,estudia meticulosamente el rostro materno, sigue sus movimientos y analiza sus expresiones. El calor animal que de ella recibe, su olor corporal, el peculiar tacto de su piel y el tono de su voz contribuyen decisivamente a formar la imagen de lo deseado, de aquello que proporciona placer y bienestar. Los cambios se suceden con rapidez: las necesidades pueden ser satisfechas, pero los deseos a vecesno lo son. El bebé empieza a captar su independencia de un “otro” que satisface, al menos parcialmente, necesidades y deseos. Se inicia en ese mismo instante su lazo afectivo con la madre.
El reconocimiento del rostro materno supone el funcionamiento, rudimentario todavía, pero efectivo, de la memoria y las capacidades intelectuales, y la adquisición de unos principios de organización psíquica.El intercambio de miradas entre la madre y su bebé es el primer paso en el establecimiento de un amor dual que permite al niño sentirse seguro y progresar en el desarrollo.
Alrededor de los seis meses se produce un acontecimiento importante en la vida del bebé: el destete si hasta el momento de su desarrollo afectivo estaba marcado en gran medida por los intercambios alimenticios que lo...
tracking img