Relato

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (832 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
RELATOS SOLIDARIOS: “Lo que nos aportan estos bichitos y lo que duele cuando se nos van”

Me fue imposible no enamorarme de esa tierna carita que me miró desde el escaparate de una tienda deanimales por la que pasé mientras estudiaba en Las Palmas. Era un precioso cachorrito boxer que me cautivó con una sola mirada. Así que allí me vi yo, diciéndoles a mis padres que en mi próxima visita aLanzarote iría acompañada…hace 11 años ya…
Mis padres también se quedaron prendados de él nada más verlo, y aunque era chiquitín, mi padre ya apreciaba que iba a ser un boxer fuerte y robusto, y lepusimos de nombre “Bull”.
Hizo buenas migas con “Lay”, una caniche que teníamos desde hacía 5 años, y que le acogió con un instinto maternal que no entendía de razas.
No puedo decir que no fueratraviesillo… qué cachorro no ha “mordido calcetines?…tirado elementos decorativos?…destrozado bajos de sillones?…jajaja” pero con la carita que Bull nos ponía se nos pasaban los pequeños enfados queteníamos, y con un poco de disciplina conseguimos hacerle entender que todos esos actos que tanto le entretenían a él, a nosotros no nos gustaban.
Fue creciendo poco a poco, con el cariño de una familia quelo trataba como un miembro más y en un entorno agradable y abierto en el que era feliz.
Lay nos dejó y Bull se quedó solito. Pudimos comprobar cómo los animales sufren, y cómo nos dan cariño cuandonos ven sufrir a nosotros.
Nos daba pena la soledad que reflejaban los ojillos de Bull y decidimos buscarle una buena compañía.
En dos meses teníamos una lindísima Yorkshire nacida en Tenerife.Supongo que le resultaría extraño al pobre Bull ver aparecer un bichito tan chiquitín de una bolsa de churros (que fue donde escondimos a “Dina” cuando la trajimos a Lanzarote, para darle una sorpresa a mimadre, muy apenada porque Lay ya no estaba), pero enseguida comprendió que esa cosita iba a ser uno más, y tras observar nuestras caras de bobos mientras contemplábamos a Dina dar pasitos en el...
tracking img