Relato

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1285 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Historia De Un Niño Llamado Gregory.

Llovía esa mañana en las alturas de Chiapas, nada de extraño para una familia tzotzil de esa zona del territorio mexicano. Aquellos se preparaban para otro día de “ventas” en la plaza principal de San Cristóbal de las Casas. Quizá decir “se preparaban” es demasiado, teniendo en consideración que aquella practica era casi una constante en la vida deaquellos seres indígenas de la localidad de San Juan Chamula.

Un pequeño descalzo lloraba por comida, mirando desde su cama hacia la puerta de su dormitorio. Su hermana mayor, se había levantado desde muy temprano dejando a su hermano descansando algunas horas más sobre la mísera cama compartida por los 3 hermanos.

El pequeño se dirigió hacia la cocina mientras divisaba a través de laventana a su hermano, que construía quizás algún viejo y descompleto rompecabezas de difusas figuras precolombinas o trataba de rearmar aquel machucado aeroplano de madera que se resistía a volar sobre los altos árboles. Sin dudar el pequeño descalzo corrió con su carita roja y el pelo desordenado hacia su hermano, quería reunirse al juego, quería compartir la gracia de la construcción de algo nuevo,quería ver la posibilidad de subirse al avión para poder viajar alto, su curiosidad infantil le hizo olvidar por completo las ansias anteriores de alimentación que sentía cuando abrió los ojos en esa mañana lluviosa.

El sueño que el niño rozo en aquella mañana fue confuso; alguien se acercaba en una tarde nublada hacia él, riendo naturalmente, deslizándose suavemente como viento de montañasobre árboles siempreverdes que circundan una gran plaza. Los transeúntes, altos y taciturnos, caminaban rápido, demasiado rápido para sus pies, no había espacio para sus intensiones profundas de volar sobre la ciudad. La familia cercana era el limite, los bancos de la plaza eran el escenario, las campanas de la iglesia era la música, todo se confundía en aquella cabecita roja y desaliñada. Enaquel sueño, como en su vida, las palabras no existían aun, porque los hechos no se habían pronunciado, la científica lingüística con sus códigos arcaicos eran imprescindibles en aquella instancia de súbito sentimiento.

Se vio caminando rápido y distinto sobre las antiguas piedras de las calles de San Cristóbal de las Casas, todo era confuso, no obstante, una sutil felicidad lo inundaba, unatranquilidad difícil de explicar para esas edades tan minúsculas, una felicidad suave, lejana, desconocida, lo llamaba tiernamente, aquella sensación tenia un color y olor incomparable, pero su forma no se distinguía, era confusa y helada, como aquella mañana nublada y húmeda que comenzaba a avanzar sobre las verdes lomas de la comunidad.

¿Que habrá sido ese simple sueño infantil?, ¿habrá sidouna mágica premonición toda aquella amalgama de sentimientos y sensaciones que deambulaban por su cabeza? La pobre criatura no podía explicárselo, no era posible que con tan solo 3 años de edad sucedieran cosas así. La vida no le daba aun la oportunidad de alcanzar la anhelada conciente libertad que se puede lograr mas adelante, aquella libertad que se puede conseguir corriendo rápido entrelos altos árboles de un bosque o mirando elevadas nubes cruzar las verdes montañas desde la amarilla pradera. Solo se debía soplar fuerte, muy fuerte para que los deseos escondidos choquen contra las hojas de los árboles y estas caigan como lluvia multicolor entre ramas, troncos, pájaros y aromas, todo bajo el sol imponente. Así, solo así, se puede dormir cómodo soñando sobre la fragancia deuna felicidad imposible. El niño descalzo tenia tan solo 3 años de lomas húmedas y altos árboles, solo 3 años de un casi olvidado idioma tzotzil, era lo que su pequeña mente desarrollaba inocentemente. A esa altura ya nada importaba, sus hermanos lo estaban esperando, el juego lo esperaba, la plaza con su frío pavimento también lo esperaba, no había otro camino.

Pero algo de raro existía...
tracking img