Renacimiento saita

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1532 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
 Contexto
Renacimiento saíta
Época: Primera Mitad I Milenio
Inicio: Año 663 A. C.
Fin: Año 525 D.C.
Antecedente:
Baja Época Egipto

Con el renacimiento saíta acaba el llamado Tercer Periodo Intermedio y comienza la Baja Época. Ya se ha hecho alusión a los orígenes de la hegemonía saíta como consecuencia de los favores otorgados porAssurbanipal a los príncipes de origen libio, Necao y suhijo Psamético I. Este había sido reconocido como rey único por los asirios, pero en realidad su poder era contestado por numerosos dinastas locales diseminados por todo Egipto. Es posible que el incremento de poder de Psamético fuera visto con ciertas reservas por Nínive, pero los asirios estaban ya enzarzados en otros frentes, por donde les habría de llegar su propio final. La favorable coyunturainternacional, pues, fue aprovechada por Psamético, que llegó hasta Tebas, donde la esposa divina aún defendía los intereses etíopes. Psamético obligó a la adopción de su propia hija Nitocris, como heredera del cargo de esposa divina de Amón (recordado en la Estela de la Adopción) y reagrupar así en torno a su persona los principales poderes fácticos del estado. La progresión militar de Psaméticoseguramente fue posible por la contratación de mercenarios griegos, que se convierten a partir de entonces en la tropa de elite del ejército egipcio. Sin embargo, el alcance mayor de la presencia griega vendrá por la actividad comercial que se incrementa hasta unos límites insospechados con el Egeo. En virtud de tales relaciones de intercambio vemos cómo desaparece la economía del don-contradónpara dejar paso a la actividad comercial no aristocrática, con fines de lucro: es el tránsito de prexis a emporie definido en los poemas homéricos. 
La reforma militar inherente a la presencia de un ejército mercenario -a cuyos miembros se adjudican tierras- no es más que una de las empresas de Psamético; su éxito le permitirá afrontar otras, como el sistema tributario y aduanero, base del nuevoorden económico de un estado burocratizado para el que es necesario reorganizar un funcionariado real, opuesto a las centrífugas aristocracias locales. Sin duda, la reconstrucción del estado se basó en una mejora de la producción, sobre la que no tenemos información. Sin embargo, el incremento de la riqueza atrajo a un considerable volumen de extranjeros procedentes de territorios agostados por lainestabilidad bélica endémica en el Próximo Oriente. Muchos se ofrecieron como mano de obra productiva, pero en su mayor parte fueron contratados como mercenarios y se fueron distribuyendo por el valle. A esos acuartelamientos corresponde la erección de un santuario a Yahveh en la isla de Elefantina, último bastión egipcio hacia el sur. Ahora bien, la aceleración de los acontecimientos impedíatrabar correctamente la obra y las tensiones se reflejan especialmente en las insurrecciones militares, quizá motivadas por la falta de medios para satisfacer tantas soldadas. El propio Herodoto, en el libro II de sus "Historias", recoge la noticia de defecciones y abandonos en beneficio del rey de Kush. Y a pesar de ello, Psamético pudo intervenir en los asuntos asiáticos combatiendo en favor de losasirios en la región de Palestina. No resulta extraño que Psamético contribuya a la seguridad asiria, en primer lugar porque a los asirios debía su privilegiada situación, pero también porque el poder asirio estaba terriblemente debilitado como consecuencia de la presión que sobre él ejercen los medos y los babilonios. De esta manera, la situación internacional obliga a cambiar la tradicionalalianza egipcia anti asiria. Pero el propio equilibrio internacional, en el que se basaba la seguridad egipcia, requería el concurso de las tropas de Psamético junto a las de los intrigantes herederos de Asurbanipal. Aún tuvo la oportunidad Psamético de conocer la caída de Nínive en poder de los medos en el año 612. Dos años después moría, tras cincuenta y cuatro de reinado, faraón que había...
tracking img