Reseña jose antonio crespo contra la historia oficial

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2535 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
FACULTAD DE FILOSOFÍA Y LETRAS
DIVISIÓN DE ESTUDIOS DE POSGRADO
SEMINARIO DE TEORÍA DE LA HISTORIA

LAS ¿TRAMPAS? DE LA HISTORIA: LAS OBSESIONES FALLIDAS DE JOSÉ ANTONIO CRESPO
Bertha Hernández
Obsesiones, imaginarios e imaginerías colectivas circulan en la vida pública con respecto al pasado y a nuestra idea de historia nacional. Vinculado estrechamente a la culturapolítica de una sociedad, el conocimiento del pasado suele ser tema de polémicas, de desacuerdos, de incredulidades, de desconfianzas, y sobre esos mismos hechos puestos en tela de juicio, convergen fenómenos de fe, mitificaciones, exaltaciones y sueños. Pero la razón también sueña, y se sabe, cuando sueña, engendra monstruos. Mayores o menores, pero monstruos al fin. Algunos de ellos pueblan el librodel politólogo José Antonio Crespo, Contra la historia oficial.
Publicado en enero de 2009, la obra asume, de entrada, una posición provocadora[1]: al usar como portada una versión modificada de La Patria, óleo pintado en 1962, por el artista plástico Jorge González Camarena, para ilustrar las portadas de los libros de texto gratuitos, y que, al correr de los años se ha vuelto un símbolo dela educación pública. Crespo inicia su argumentación en contra de los contenidos que, en materia de Historia, se imparten en el sistema de educación básica del Estado mexicano, que son esos y no otros los que comparte la mayor parte de la población alfabetizada de nuestro país, a partir de una peculiar articulación de sus ideas sobre el cambio democrático, la enseñanza de la historia, ladivulgación de la historia y las batallas ideológicas que en nombre de la historia, libran cíclicamente diversos actores de la vida pública mexicana.
No es la primera vez que Crespo reflexiona sobre el tema: en el verano de 2001, en una publicación académica, el autor estimó que, en materia de conocimiento histórico, y al calor de las esperanzas suscitadas por la alternancia democrática del año2000, era conveniente una “Glasnost” histórica[2]. Tampoco la última: el 16 de septiembre de 2009, ofreció a sus lectores del periódico Excelsior una versión condensada de algunas de las líneas principales de este libro, que, inicialmente, pueden resumirse de la siguiente manera:
Se llama “historia oficial” o “historia de bronce” a la información que, sobre la historia nacional se difunde, pormedio de un aparato educativo sostenido por el Estado, respecto a personajes y acontecimientos del pasado nacional y que tiene dos vertientes: una positiva, porque contribuye a la creación de imágenes ejemplares y valores cívicos entre la población, y, por otra parte, negativa, porque implica el aprendizaje de una interpretación parcial del pasado que no es ajena a usos y propósitos políticos. Enese proceso de producción de contenidos destinados al aprendizaje masivo destaca el ocultamiento de un “lado oscuro” de la historia, donde se almacenan detalles que devuelven la humanidad a los personajes y disminuyen los factores heroicos, tersos y amables del pasado; donde aparecen rasgos “incómodos” propios de un estudio crítico del pasado y que socavan la efectividad del proceso deidealización del pasado indispensable para la creación de una conciencia cívica y de valores nacionalistas.
Todo el discurso de José Antonio Crespo se dirige a demostrar una premisa fundamental: todo lo que nuestros niños y jóvenes aprenden en sus primeros años de escuela sobre el pasado de México –y que en su vida adulta es lo poco que tienen para navegar por el mar de la vida- ha pasado por untamiz ideológico que lo ha “limado” y por tanto desvirtuado, en suma, están aprendiendo solamente una parte de la verdad histórica de nuestro país.
. Anclado, como ocurre con frecuencia en los trabajos de los politólogos mexicanos, en elementos de juicio más bien pertenecientes a la cultura política estadounidense, el factor de la “verdad ocultada” es fundamental en un libro como Contra la...
tracking img