Resumen apología de socrates

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2362 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
RESUMEN:

1º capitulo: APOLOGIA DE SOCRATES

Sócrates comienza diciendo que lo único que han de tomar en cuenta los jueces para hacer justicia es considerar si lo que dice el orador (acusado) es cierto o no.
Se defenderá de dos tipos de acusadores, los antiguos y los recientes. En primer lugar de quienes lo acusan de hace mucho tiempo y luego de Anito.
Estos, son muchos y llevan añosconfabulando en contra de Sócrates, dicen que él no cree en los dioses. Todo esto sucedía a las espaldas de Sócrates, así algunos eran persuadidos y convencían a otros por envidia o solo por el gusto de calumniar.
Se dice que Melito baso su acusación en otra echa desde hace ya años atrás, y dice así “Sócrates es culpable de andar hurgando en la búsqueda de las cosas subterráneas y celestes,fortaleciendo el argumento más débil, y enseñando estas mismas cosas a los demás”. Sócrates dice que todo esto es mentira, ya que el jamás a pedido dinero a cambio de enseñar.
Sócrates se refiere a como se gano la fama y el apodo de sabio. Primero presenta al dios de Delfos como testigo de su sabiduría, si es que se puede hablar de sabiduría.
Sócrates cuenta a los jueces que Querofonte, un compañero deHetairía desde la infancia (de Sócrates), partidario de la democracia, un día fue a preguntar a la Pitia si existía alguien más sabio que yo, ella respondió que no. Entonces, Sócrates reflexiono sobre esto, sin duda, no podía ser mentira, ya que, el oráculo no mentía.
Luego de darle vueltas al asunto decidí visitar a los que se creían sabios en alguna áreas para presentárselos al oráculo y decirle“este es más sabio que yo y tu, oráculo, te equivocaste”
Primero fui a ver a un político al que todos creían sabio, sobre todo, el mismo se creía sabio. Trate de hacerle ver que se creía sabio sin serlo, esto provoco que me ganara su enemistad y la de muchos más.
Yo era más sabio que el, ya que, a pesar de no saber nada, yo no creo saber como él.
Mientras más hombres confrontaba, me daba cuentaque me hacia más odioso y que iba ganando mas enemistades, pero tenía que hacerlo por la voluntad de Dios, para confrontar al oráculo.
Fui donde los poetas, lleve sus mejores versos para preguntarles que querían decir, sin embargo, me di cuenta que los poetas escribían casi por impulso y no tenían idea del sentido de su obra. Me sentí superior que los poetas, al igual que de los políticos.Finalmente fui donde los artesanos, quienes sabían mucho sobre su arte, pero pecaban, ya que por el hecho de ejercer bien su trabajo se creen sabios en otras cosas y este error oscurece su saber.
Es por estas cosas que me gane el apodo de Sabio. Solo Dios es verdaderamente Sabio y el saber humano vale poco y nada, ya que, se según dice el oráculo “el más sabio de los hombres es Sócrates, que se ha dadocuenta que nada sabe”.
Como resultado de este trabajo, no tengo tiempo para mis asuntos privados y me encuentro en la absoluta pobreza.
Sobre lo que se ha dicho de que corrompo a los jóvenes: ellos me siguen de manera espontánea y los que disponen de más tiempo, los más adinerados disfrutan verme examinar a los demás y muchas veces me imitan y lo hacen ellos mismos. Cuando lo logran, vienen amí, enfurecidos, los examinados y me acusan de corromper a los más jóvenes, empleando argumentos sin sentido, en los cuales se han basado mis posteriores acusadores.
Ahora me defenderé de los posteriores acusadores, de Melito, Lincon y Anito. Quienes me acusan de: “Sócrates es culpable de corromper a los jóvenes y de no creer en los dioses que cree la ciudad, e introducir nuevas divinidades”Sócrates plantea que Melito es culpable de corromper a los jóvenes, ya que, lleva a hombres para ser juzgados con gran ligereza, fingiendo seriedad y preocupación por asuntos que jamás le interesaron.
Sócrates interroga a Melito sobre quien hace mejores a los jóvenes, este responde que todos los atenienses, menos Sócrates. Entonces, Sócrates lo analiza y le pregunta, Melito ¿Si estuviéramos...
tracking img