Revelacion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2837 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
TEOLOGÍA DE LA REVELACIÓN
INSTITUTO DE CC. RR. VIRGEN DE GUADALUPE

LA REVELACION Y SUS SIGNOS

CUESTIONES PREVIAS

1. El hecho de la experiencia religiosa

Antes de entrar en el estudio formal de la revelación, se plantean una serie de cuestiones previas o introductorias, que intentaremos resolver adecuadamente, pues son el fundamento necesario para el desarrollo posterior. La primeracuestión que surge, en medio de una cultura modelada por el ideal científico-técnico de la verificabilidad o falsabilidad empírica de las cuestiones, que remite siempre a lo visible como lo único cosnogcible mediante el método científico de análisis, es la siguiente: ¿es posible la existencia de una revelación de una entidad invisible- Dios- en la realidad visible? Muchos científicos y filósofosponen en cuestión la misma existencia de Dios como ser invisible, como fundamento de lo existente e inteligencia que llena de sentido lo existente y al hombre. El trabajo de diálogo con dichos autores corresponde a la teodicea, nosotros vamos a partir de un hecho fenomenológico incuestionable: la existencia de la religión como un hecho universal, hecho que nos habla de dos cosas: 1) muchos hombreshan vivido, en diferentes niveles, de búsqueda o de encuentro definitivo, la experiencia de algo que llaman Dios o divinidad, siempre con la característica de que es algo que les precede y que les otorga la gracia del encuentro. No se trata del desarrollo de una idea elaborada previamente, sino de un conocimiento que nace de una experiencia previa que después se reflexiona, la experiencia enmuchos casos, como diría Rahner, es atemática. 2) Los hombres que han vivido la experiencia de encuentro la han percibido como revelación, la desvelación de lo desconocido, lo misterioso, lo numinoso, y han querido transmitir lo que han recibido elaborándolo en las distintas tradiciones religiosas. En unos casos podremos hablar de búsqueda de un modo de expresión para transmitir la experienciafundante, y en otro podremos hablar de revelación plena de Dios. Pero lo importante es que en todos los casos se trata de un intento de transmitir una experiencia de lo divino que se ha producido en el hombre.

2. El hombre: destinatario de la revelación

Esto nos conduce a una segunda cuestión muy importante. Si el hombre percibe a lo que sale a su encuentro como el fundamento, como lo previo ydonado, que no se sabe y no se posee, como lo trascendente y totalmente otro, distinto y muy superior al hombre, ¿cómo es posible este encuentro?, es decir, ¿hay algo en el hombre que lo tenga preparado de antemano para percibir la presencia invisible de la divinidad? El hombre por sí mismo sería incapaz de salir de su finitud y romper los horizontes de lo visible si no tuviera algo en sí que lehiciera dar el salto de lo visible a lo invisible. Esta cuestión ha sido objeto de diversas respuestas. La Iglesia mantiene que el hombre, con la sola fuerza de su razón, puede elaborar la idea de la existencia de Dios. Pero el pensamiento no es experiencia, y la revelación tiene su fundamento último en la experiencia vital de la intervención o de la presencia, en el sentido de hacerse presente, delo divino en la realidad humana, en el ser unitario espíritu-corporal que es el hombre y en la historia de los hombres. Entonces, para que el hombre pueda percibir la “llamada” del totalmente otro a una experiencia de encuentro, el hombre debe estar capacitado ontológicamente para dicha experiencia. Y la historia de la experiencia religiosa nos muestra que lo está.
Para resolver la cuestiónvamos a acudir al pensamiento teológico, partiendo de antemano de una concepción antropológica, de una filosofía del hombre, que muestra al ser humano como una entidad corpóreo-espiritual, una unidad psicosomática que pone al hombre en la frontera de la apertura a la trascendencia, llevado por su libertad y su capacidad de preguntarse por el fundamento último de sí mismo y de las cosas, que el...
tracking img