Romeo y julieta

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 24 (5894 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Escena I
(Plaza abierta, contigua al jardín de CAPULETO.) |
(Entra ROMEO.)

ROMEO: ¿Puedo alejarme, cuando mi corazón está aquí? Atrás, estúpida arcilla, busca tu centro.
(Escala el muro y salta al jardín.) |
(Entran BENVOLIO y MERCUCIO.)

BENVOLIO: ¡Romeo! ¡Mi primo Romeo!

MERCUCIO: No es tonto: Por mi vida, se ha escabullido de su casa para buscar su lecho.

BENVOLIO: Se hacorrido por este lado y saltado el muro del jardín. Llámale, amigo Mercucio.

MERCUCIO:  Haré más, voy a mezclar su nombre con sortilegios. -¡Romeo!¡Capricho, locura, pasión, amor! Aparece bajo la forma de un suspiro, recita un verso y me basta. Haz oír un solo -¡Ay!- Pon siquiera en rima, pasión y pichón: dirige a mi comadre Venus una dulce palabra, un apodo a su ciego hijo, a su heredero el tiernoAdam Cupido, el que tan bien disparó cuando el rey Cophetua se enamoró de la joven mendiga. No oye, [está sin acción, no se mueve. El pobrecillo está muerto y tengo a la fuerza que evocarle.] -Yo te conjuro por los brillantes ojos de Rosalina, por su frente elevada, por sus purpúreos labios, por su lindo pie, su esbelta pierna, su regazo provocador , por cuanto más éste guarda, que te nosaparezcas en tu forma propia.

BENVOLIO: Si te oye, se enfadará.

MERCUCIO: Lo que digo no puede enfadarle. Enfado le causaría el que se hiciera surgir algún espíritu de extraña naturaleza en el círculo de su adorada y que allí (339) se le mantuviera hasta que ella, por medio de exorcismos, le volviese a la profundidad. Esto sería una ofensa; pero mi invocación es razonable y honrosa: yo sóloconjuro en nombre de su dama o para que él mismo aparezca.

BENVOLIO: Ven, se ha hecho invisible entre esos árboles, para unificarse con la húmeda noche . Su amor es ciego y se halla más a gusto en las tinieblas.

MERCUCIO: Si el amor es ciego, no puede dar en el blanco. Nuestro hombre se sentará ahora al pie de algún níspero y deseará que su amada sea esa especie de fruta que llaman manzana lasjóvenes, cuando a solas se ríen. ¡Romeo, buenas noches! -Voy en busca de mi colchón : esta cama de campaña es, [para dormir], harto fría. Ea, ¿nos vamos?

BENVOLIO:  Sí, marchémonos; pues es inútil buscar aquí al que no quiere ser hallado.

Escena II

(Jardín de la casa de Capuleto.) |
(Entra ROMEO.) |

ROMEO: Se ríe de cicatrices el que jamás recibió una herida .

(Aparece JULIETA enla ventana.)
     ¡Pero calla! ¿Qué luz brota de aquella ventana? ¡Es el Oriente, Julieta es el sol! Alza, bella lumbrera y mata a la envidiosa luna, ya enferma y pálida de dolor, porque tú, su sacerdotisa, la excedes mucho en belleza. No la sirvas, pues que está celosa. Su verde, descolorida librea de vestal, la cargan sólo los tontos; despójate de ella. [Es mi diosa; ¡ah, es mi amor! ¡Oh!¡Que no lo supiese ella!-] Algo dice, no, nada. ¡Qué importa! Su mirada habla, voy a contestarle. -Bien temerario soy, no es a mí a quien se dirige. Dos de las más brillantes estrellas del cielo, teniendo para algo que ausentarse, piden encarecidamente a sus ojos que rutilen en sus esferas hasta que ellas retornen. ¡Ah! ¿Si sus ojos se hallaran en el cielo y en su rostro las estrellas! El brillo desus mejillas haría palidecer a éstas últimas, como la luz del sol a una lámpara. Sus ojos, desde la bóveda celeste, a través de las aéreas regiones, tal resplandor arrojarían, que los pájaros se pondrían a cantar, creyendo día la noche. ¡Ved cómo apoya la mejilla en la mano! ¡Oh! ¡Que no fuera yo un guante de esa mano, para poder tocar esa mejilla!
JULIETA: ¡Ay de mí!

ROMEO: ¡Habla! -¡Oh!¡Prosigue hablando, ángel resplandeciente! Pues al alzar, para verte, la mirada, tan radiosa me apareces, como un celeste y alado mensajero a la atónita vista de los mortales, que, con ojos elevados al Cielo, se inclinan hacia atrás para contemplarme, cuando a trechos franquea el curso de las perezosas nubes y boga en el seno del ambiente.

JULIETA: ¡Oh, Romeo, Romeo! ¿Por qué eres Romeo?...
tracking img