Rubèola

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2548 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
UNIVERSIDAD NACIONAL AUTONOMA DE HONDURAS
Facultad de Ciencias Médicas
Servicio Social Formativo
Centro de Salud Nueva Suyapa

RUBÈOLAAlumna: Os
N º cuenta:
Catedrático: Lic. Gisela Carolina Lopez

Tegucigalpa, MDC, Martes 21 de Septiembre del 2010

INTRODUCCION

En este informe se expone el virus de la Rubéola de una forma clara y sencilla con elpropósito de permitir la asimilación de la información por parte del lector. La Rubéola es una enfermedad vírica, y benigna cuando afecta en su mayoría a los niños. Se transmite vía aérea, tiene sintomatología variada, su importancia en Salud Pública radica en que aumenta el riesgo de abortos espontáneos, mortinatos y anomalías congénitas (Síndrome de Rubéola Congénita), cuando se presenta enmujeres embarazadas. Estos puntos y otros más se discutirán en el transcurso de la exposición de este texto.

OBJETIVOS

Objetivo general
* Proporcionar los conocimientos básicos sobre el virus de la Rubéola.

Objetivos específicos
* Describir la molécula del virus de la Rubéola.
* Dar a conocer el modo de transmisión de La Rubéola.
* Determinar el cuadro clínico de LaRubéola

Rubéola

Primeras noticias acerca de la rubéola
La historia conocida de la rubéola se remonta a mediados del siglo XVIII, cuando fue descrita por primera vez por autores alemanes que la llamaron Rötheln. En 1866, el Dr. Henry Veale, cirujano ingles, acuñó el nombre “rubéola” (plural de la palabra latina rubellus “rojo”). Fue reconocida oficialmente como enfermedad en 1881 en el CongresoInternacional de Medicina de Londres, pero continuó recibiendo con frecuencia el nombre de “sarampión alemán”. Su etiología viral fue sugerida en 1938 por Hiro y Kasaca.

Rubéola y embarazo

Australia 1940
Tras una grave epidemia de rubéola que azotó a Australia en 1940, el Dr. Norman McAlister Gregg, oftalmólogo, identificó el Síndrome de Rubéola Congénita (SRC). En1941, el Dr. Gregg notó que había una cantidad desacostumbrada de bebés con cataratas congénitas entre sus pacientes y, tras consultar con sus colegas, se enteró de que lo mismo ocurría en toda Australia. En su informe, titulado “Las cataratas congénitas tras un episodio de sarampión alemán en la madre”, señala que los bebés e n general eran “pequeños, malnutridos y difíciles de alimentar”,tenían defectos cardíacos congénitos y presentaban un estado eczematoso y fiebre alta.
El Dr. Gregg llegó a la conclusión de que las cataratas que había observado en todo el país eran “el resultado de algún trastorno general de índole tóxica o infecciosa”. Se dio cuenta de que los primeros meses del embarazo habían coincidido con el apogeo de la epidemia de “sarampión alemán” y llegó a dosconclusiones correctas:
1) la rubéola inhibe el desarrollo del feto
2) cuanto antes se contrae la infección en el embarazo, peor es el daño.

Observó que el grupo más afectado era el de madres jóvenes, porque las mujeres de mayor edad tenían mayores probabilidades de haber adquirido inmunidad natural. También comentó en su pronóstico que “en esta etapa no podemos estar seguros de que no haya otrosdefectos que no son evidentes ahora pero que puedan manifestarse a medida que continúe el desarrollo”. Planteó una pregunta que despertó el interés en la rubéola y el SRC: “¿Qué se puede hacer para evitar una repetición de la tragedia en otra epidemia?” También señaló algo que continúa vigente en la actualidad: “Debemos reconocer y enseñar los posibles peligros de una epidemia de ese tipo”....
tracking img