Ruben dario biografia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 45 (11182 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL PERRO DEL CIEGO
Cuando yo era chico tuve un amiguito muy cruel. No le quería bien ninguno de los compañeros porque con todos era áspero y malo.
A los menores les pellizcaba y daba golpes; con los grandes se las entendía a pedradas.
Cuando el profesor le castigaba no lloraba nunca. A veces, iracundo, se hacía sangre en los labios y se arrancaba el pelo a puños. Niño odioso.

Con losanimales no era menos cruel que con los muchachos. ¿Os gustan a vosotros los pajaritos? Pues él los que encontraba en los nidos los aprisionaba, les quitaba las plumas, les rompía los huevos y les sacaba los ojos.

En casa del niño malo había un gato. Un día al pobre animal le cortó la cola, como hizo con su perro el griego Alcibíades, aquel de quien habéis oído hablar al señor profesor en la clase dehistoria.

Paco —así se llamaba aquel pillín— se burlaba de los cojos, de los tuertos, de los jorobados, de los limosneros que andaban pidiendo a veces en nombre de su negra miseria ridícula.
Por aquellos días llegaba a la puerta del colegio un pobre ciego viejo, con su alforja, su escudilla y su perro, Se le daba pan; en la cocina se le llenaba su escudilla, y nunca faltaba un hueso para elbuen lazarillo de cuatro patas que tenía por nombre León.
León era manso; todos le acariciábamos; y él, al sentir la mano de un niño que le tocaba el lomo o le sobaba la cabeza, cerraba los ojos y devolvía halagos con la lengua.
El ciego agradecía el amor a su guía, y en pago él contaba cuentos o cantaba canciones.
Paco llegó una tarde a la hora de recreo, riendo con todas ganas. Había hecho unacosa muy divertida.
Vosotros debéis saber lo que son los alacranes: unos animales feos, asquerosos, negros, que tienen una especie de rabo que remata en un garfio. Este garfio les sirve para picar. Cuando un alacrán pica, envenena la herida y uno se enferma.
Paco había encontrado un alacrán vivo; lo puso entre dos rebanadas de pan y se lo llevó al ciego para que comiese. El animal le picó en laboca al pobrecito, que estuvo casi a las puertas de la muerte.
Un día no llegó el ciego a las puertas del colegio, y en el recreo no tuvimos cuentos ni canciones. Ya estábamos pensando que estuviese enfermo el viejecito, cuando, apoyado en su bordón, tropezando y cayendo, le vimos aparecer. León no venía con él.

—¿Y León?
—¡Ay! Mi León, mi hijo, mi compañero, mi perro, ¡ha muerto!
Y elciego lloraba a lágrima viva, con su dolor inmenso, crudo, hondo.
¿Quién le guiaría ahora? Perros había muchos, pero iguales al suyo, imposible. Podría encontrar otro; pero habría que enseñarle a servir de lazarillo, y de todas maneras no sería lo mismo.
Y entre sollozos:
—¡Ah! Mi León, mi querido León...
Era una crueldad, un crimen.
Mejor lo hubieran muerto a
él. Él era un desgraciado y
sele quería hacer sufrir más.
—¡Oh Dios mío!
Ya veis, niños, que esto era de partir el alma.
No quiso comer.
—No, ¿cómo voy
a comer solo?
Y triste, triste, sentado en una grada, se puso a derramar
las lágrimas de sus ojos ciegos, con un parpadeo doloroso, la frente contraída, y en los labios esa tirantez de la comisura que producen ciertas angustias y sufrimientos.
Mientras el ciego llorabay todos los niños le rodeaban compadeciéndole, llegó Paco cascabeleando [alborotando] sus carcajadas. ¿Se reía? Alguna maldad había hecho. Era una señal. Su risa solo indicaba eso. ¡Pícaro! ¿Habráse
visto niño canalla? Se llegó donde estaba el
pobre viejo.
—Eh, tío. ¿y León?—
Más carcajadas.
Después, cínicamente, con su vocecita chillona y su aire descarado, se puso a narrar delante delciego el cómo había dado muerte al perro.
—Muy sencillamente: cogí vidrio y lo
molí, y en un pedazo de carne puse el vidrio molido, todo se lo comió el perro.
Al rato se puso como a bailar, y luego no pudo arrastar al tío —
y señalaba con risa al infeliz— y por último, estiró las patas y se quedó tan tieso.
Y el tío llora que llora.
Sonó la campana. Todos corrimos a la clase. Al salir del...
tracking img