Salario justo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2157 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
-------------------------------------------------
SALARIO JUSTO

Al hablar de “salario justo” es imperioso antes referirse a la “justicia”. Esto porque el hombre por su misma naturaleza está llamado a vivir en sociedad, y por lo tanto, necesita del concurso de los demás para satisfacer sus necesidades, como también colaborar para el logro del bien común.
Cuando una sociedad logra alcanzar elbien común, reina en su seno la paz y el orden, ello se logra en tanto y en cuanto los miembros de una comunidad, desde el rol que le corresponde desarrollar, se contiene dentro del circulo de sus intereses, respetando la libertad y los bienes de los demás, dando a cada uno lo que le corresponde según un criterio de igualdad.
Pero cuando el hombre, arrastrado por intereses egoístas, toma lo que alos otros les corresponde, en beneficio propio, se opone la justicia como defensora del orden social. Esto es así, en cuanto la que justicia es uno de los elementos esenciales del bien común, junto con la ciencia, la seguridad y el orden, ordenados a la paz social.
Desde este punto de vista, se le asigna a la justicia social el papel de reguladora de las relaciones de las comunidades entre sí.Lo que se llama “justicia social”, está comprendido en el contenido de la justicia general o legal, por cuanto ésta es, una justicia perfecta, ya que su objeto está enderezado al logro del bien común.
Cuando en una sociedad las relaciones sociales, entran en crisis o en confusión, perturbadas por la deficiencia de los hombres para realizar “lo justo social”, surge entonces lo que se llama “lacuestión social”, que no es otra cosa que la imposibilidad del hombre o de la sociedad de lograr el bien común.
La DSI, se ha ocupado permanentemente del bien común y de la cuestión social. Pio XI, define al bien común de la sociedad como “la paz y la seguridad de que gozan los sujetos en el ejercicio de sus derechos y al mismo tiempo, el mayor bienestar espiritual y natural posibles en la vidamediante la unión y coordinación de todos” (Divini illus magistri).
La Iglesia ha marcado en su magisterio cuáles son las exigencias que se deben observar para lograr el bien común: mantener una adecuada proporción entre salarios y los precios, por ejemplo.
Según el pensamiento de Santo Tomás, lo propio de la justicia, entre las demás virtudes, es ordenar al hombre en las cosas relativas a otro; ysobresale en primer lugar, entre todas las virtudes, la justicia, porque apunta a la rectitud de la voluntad por su propio bien en las interacciones con los demás (Cf. De Verit. 12; PL 158, 482; S. Th. II-II, q. 58, a. 4) En cambio, las demás virtudes perfeccionan al hombre solamente en aquellas cosas que le conciernen en sí mismo (Cf. S. Th. II-II q. 57 a. 1). La justicia atiende a “lo debido” sinentrar a considerar otros aspectos.
Por lo cual, es propio de la justicia social exigir a los individuos cuanto es necesario para el bien común. Pero tampoco se puede proveer al bien común de toda la sociedad si no se da a los hombres dotados de la dignidad de la persona cuanto necesitan para cumplir sus funciones sociales.
Por otro lado, “la justicia, ordena al hombre con relación a otro, estopuede tener lugar de dos modos: a otro considerado individualmente, y a otro en común, esto es, en cuanto que el que sirve a una comunidad sirve a todos los hombres que en ella se contienen. A ambos modos puede referirse la justicia, según su propia naturaleza” (Cf. S. Th. II-II q. 58, art. 5). De lo cual surge la idea de que quién cumpla acabadamente con la justicia legal, cumple con todas lasvirtudes, porque subordina su interés particular a un interés más altruista que es el interés común. Bajo el objeto de la justicia, solamente caen los bienes y acciones exteriores. Las cuestiones económicas y sociales están sometidas a la ley moral en cuanto que tienen valor para el último fin del hombre.

A partir de la encíclica Quadragesimo anno (1931), aparece la justicia con un nuevo...
tracking img