Salvador dali

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2778 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Entrevista a Salvador Dalí

Autor: L’Express. Publicación en castellano: Panorama, 6 de abril de 1971.
Debe ser muy difícil vivir al lado de Salvador Dalí. Un hombre que se alegra de la muerte de García Lorca (su amigo, dice), que hace profesión de no ser sentimental, que experimenta placer en torturar y matar animales, es por lo menos un huésped enojoso en casa. Ese hombre lleno de dinero,y orgulloso de ello, es también un pintor de talento. Si no lo fuera ya habría sido empujado hacia el olvido. Pero como lo es, ha procurado publicitarse con infinitos pronunciamientos insolentes contra todas las cosas de este mundo, exceptuando desde luego su propia persona. Para enumerar o quizá descifrar las insolencias, un periodista sometió a Dalí a un interrogatorio, cuyas respuestas constanen el texto siguiente. Allí se omite decir que este pintor catalán nació en Figueras en 1904, pero otros datos de orientación estética, concepción del mundo y actitud ante la moral aparecen bastante claros. El reportaje apareció en L’Express y su publicación en castellano es exclusiva de Panorama.
Salvador Dalí, para mucha gente usted es uno de los más grandes pintores vivientes, un maravillosograbador, una inteligencia notable. Pero buena parte del público lo considera un mistificador arrebatado, que busca apasionadamente la publicidad. Usted mismo, ¿cómo se define?
Soy uno de los raros artistas contemporáneos que siempre han rehusado pertenecer a un partido o a una agrupación política cualquiera. La historia constituye mi pasión porque es “la categoría” por excelencia, mientras lapolítica sólo es la anécdota efímera de la Historia.
Dentro de la historia de la pintura, ¿acaso no es, usted también, una anécdota efímera?
Lo dije y lo repito, considero que como pintor soy un artista mediocre. Mi mujer, Gala, me encuentra mucho más talento del que yo mismo me encuentro. Cuando me comparo con los grandes pintores del pasado, Vermeer, Velázquez, y hasta Gérard Dou, a quien acabo dedescubrir en el Petit Palais, en la exposición del Siglo de Rembrandt, me considero una verdadera catástrofe artística. Pero sí, a la inversa, me comparo con mis contemporáneos, entonces, evidentemente, soy el mejor. No es que sea bueno. Pero los otros son tan malos que la comparación se revela imposible.
¿En qué pintores piensa? ¿En Picasso?
En todos. Poseen dos cosas terribles. Primero, lalógica, heredada de Descartes, que es una catástrofe. Segundo, lo que se llama el buen gusto. Con eso se ha construido todo un mito de la pintura moderna, absolutamente ilegítimo.
¿Por qué es enemigo de Descartes y del sistema cartesiano?
Porque Descartes basó todo en los fenómenos tradicionales de la inteligencia, y la inteligencia está produciendo su quiebra por doquier.
¿Puede precisar lossignos de esa quiebra?
Habría que preguntárselo al príncipe de Broglie, o a Heisenberg. Los escritos de Heisenberg muestran la quiebra total de la inteligencia.
¿Usted mismo, se considera inteligente?
Soy un monstruo de inteligencia. En una sociedad como la nuestra, sería peligroso que hubiera muchos Picasso y Dalí. Felizmente, no es el caso.
¿Lamenta ser inteligente?
Lo lamento por mi pintura.Pintores mucho menos geniales que yo, por ejemplo Gérard Dou, pudieron ir mucho más lejos, a causa de su misma mediocridad. Eso me impresionó al ver, en el Petit Palais, el cuadro que representa “La mujer hidrópica”. La revelación de Dou es realmente el camino a Damasco de Dalí.
¿Por eso se modificará su pintura?
Totalmente. Como dije cien veces, adoré a Vermeer. Para mí era el más grande detodos los pintores. En Gérard Dou nunca quise detenerme, por oposición a mi padre, que siempre me decía: “Dou es el mejor”. Pero mi padre hace rato que murió. Y el otro día, en el Petit Palais, por primera vez en mi vida, miré realmente los cuadros de ese Dou que –después lo supe- fue uno de los pintores favoritos de Luis XIV. Y entonces me encandilé. Todo lo que antes dije sobre Meissonier, sobre...
tracking img