Sapienta et fortitudo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5362 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Prof. César Domínguez Materiales docentes

El personaje literario 2.2 Sapientia et fortitudo Después de Virgilio, la pareja sapientia-fortitudo degenera en tópico. En la Tebaida, Estacio crea un esquema que hizo fortuna y lo convirtió en un importante mediador entre la épica grecolatina y la medieval: dos guerreros se distinguen, uno por su enorme fuerza, otro por su talento de dar buenosconsejos (X.249ss.). Pero las ideas que más influyeron sobre la concepción medieval del heroísmo son las transmitidas por los relatos tardíos de la guerra troyana, en especial los debidos a Dares (De excidio Troiae historia, siglo VI) y Dictis (Ephemeris belli Troiani, siglo IV). Para el tópico sapientia et fortitudo Dares y Dictis sirvieron de norma a la Edad Media. Dictis dice de Aquiles que superó atodos en talento guerrero, pero que su energía era irreflexiva y sus costumbres demasiado rudas. Esta evolución tiene su máximo momento con Isidoro de Sevilla cuando define la epopeya como “canto heroico porque relata los hechos de los hombres valerosos; pues se da el nombre de héroes a los hombres que por su sabiduría y su valor se hacen merecedores del cielo” (Etimologías I.39.9). La famosapareja clásica y medieval que definió la condición heroica nos proporciona una oportunidad para indagar en la noción de personaje. Resulta obvio que las narrativas constituyen una forma de contemplarnos a nosotros mismos. ¿Qué otra cosa son, después de todo, los personajes? Los personajes son uno de los dos principales componentes de la narración; el otro es la acción. Por tanto, la inicialafirmación podría replantearse en los siguientes términos: es a través de la narrativa que nos conocemos a nosotros mismos como entidades activas que operan en el tiempo. 2.2.1 Aproximación a la categoría literaria “personaje” Es habitual en los trabajos teóricos consagrados al personaje llamar la atención sobre el escaso interés suscitado por esta categoría literaria, argumentado en términos comparativosen relación con otros componentes, tales como el tiempo, el espacio o, incluso, el propio narrador (con lo que ello supone para éste de negación de su estatuto como un personaje más del mundo ficcional proyectado por la obra). Así, por ejemplo, y mediante una ilustradora alusión, Antonio Garrido Domínguez ha calificado el estudio del personaje en la actualidad como «la cenicienta de lanarratología», observación en la que debe subrayarse asimismo el énfasis archigenérico (comentario limitado a textos narrativos), en el sentido de que la situación se estima diferente en el ámbito de los estudios teatrales (Garrido Domínguez 1996: 67). El problema, sin embargo, no es tanto de orden cuantitativo como cualitativo. El origen de este problema cualitativo radica claramente en la tradicionalencrucijada de posiciones extremas en la que se ha localizado el estudio del personaje, es decir, los opuestos enfoques mimético (el personaje como representación textual del ser humano à la Bradley y, por tanto, centro de la experiencia literaria) e inmanente (el personaje como puro conjunto de semas à la Barthes, sin vínculo alguno con la realidad extratextual), que, como agudamente ha indicado ShlomithRimmon-Kenan (1983/1986: 33), confluyen en una misma cancelación de la especificidad del personaje literario1.
Por comprensión del personaje à la Bradley me refiero a la línea crítica seguida por A. C. Bradley en Shakespearean Tragedy, de 1904, con su análisis de las motivaciones psicológicas. Como se argumentará más adelante, esa cancelación de la especificidad del personaje literario en elcaso de Barthes debe atribuirse, en realidad, a ciertas lecturas reduccionistas de su obra.
1

1

Prof. César Domínguez Materiales docentes

Que Roland Barthes no prestase atención a la categoría del personaje es una afirmación inexacta. La crítica suele apreciar un cambio notable—planteado como una oposición—en la comprensión del personaje por parte de Barthes entre su presentación...
tracking img